El iPhone 5 sigue teniendo problemas de conectividad Wi-Fi

El iPhone 5 sigue teniendo problemas de conectividad Wi-Fi

R. Arranz

La llegada de una nueva actualización, iOS 6.1, para los dispositivos de Apple, ha venido acompañada de la corrección de una serie de errores de sistema, de ajustes de software para iTunes y para el asistente personal por voz, Siri, y para dar soporte LTE (4G). Sin embargo, parece que la conectividad a las redes Wi-Fi sigue siendo un problema para algunos usuarios del iPhone 5.

El problema de conectividad Wi-Fi del iPhone ha sido objeto de debate en muchos foros tecnológicos desde septiembre de 2012, con la llegada, precisamente de iOS 6. La cuestión afecta a todos los modelos de smartphone de Apple, el iPhone 5 incluido, lo que pasa es que de manera diferente dependiendo de la versión. Por ejemplo, en el iPhone 4S, el botón de conexión Wi-Fi aparecía atenuado tras la actualización a iOS 6, mientras que los propietarios del iPhone 5 simplemente eran incapaces de ponerlo en “on”. Después llegó iOS 6.0.1 que tampoco atajo el problema y ahora iOS 6.1 que, por lo que hemos podido leer, no ha dado con la solución.

Problemas con el botón Wi-Fi de los iPhone

De hecho, la actualización a iOS 6.1 se ha enfocado a la corrección de errores del sistema, a la incorporación de una serie de ajustes de software para iTunes y Siri, y al soporte LTE (4G), pero sin la introducción de grandes novedades. Así, el problema del botón y de la conectividad Wi-Fi en los iPhone, el 5 incluido, sigue siendo causa de debate en los foros de tecnología.

Soluciones

La verdad es que nos ha sorprendido la variedad de ocurrencias que tienen los usuarios de iPhone para solucionar este problema. La más sensata, volver, si se puede, al software anterior, iOS 5.1.1, o simplemente tratar de cambiar el teléfono. El problema de este último recurso, más que con el iPhone 5, tiene que ver con los modelos anteriores de iPhone cuyas garantías ya habrían caducado. Otros usuarios han ofrecido unas soluciones un poco salvajes –y con riesgo de fulminar el terminal– para conseguir conectarse a una red Wi-Fi. Por ejemplo, hay quien dice que lo ha conseguido envolviendo el terminal en una toalla y metiéndolo después en el congelar, o calentando el dispositivo con un secador de pelo apuntando a la esquina superior izquierda en la parte posterior, evitando así la batería. Mientras tanto Apple no se ha pronunciado sobre este tema y quizá lo más sensato sea esperar a que el fabricante ofrezca una solución definitiva.

Calentando el iPhone