Los Galaxy Tab 2 a 50 euros menos durante dos días en TPH

Samsung

La cadena de tiendas Phone House empieza hoy una promoción que solo tendrá dos días de duración, 21 y 22 de enero. Válida tanto para las tiendas físicas como la web de este distribuidor, la ocurrencia es rebajar en 50 euros el precio de las tabletas Samsung Galaxy Tab 2 7.0 y 10.1. Además, hasta el 27 de enero, el smartphones Galaxy S2, en versión libre, también verá rebajado su precio en esa cantidad.

Phone House pone hoy en marcha una promoción que solo va a durar 24 horas. Durante los días 21 y 22 enero podremos encontrar las tabletas Galaxy Tab 2 7.0 y Galaxy Tab 2 10.1 por 50 euros menos del precio que tiene fijado esta cadena de tiendas. De esta manera, la tableta de 7 pulgadas pasaría de costar 199 a 149 euros, y el modelo de 10 pulgadas pasaría de 329 a 279 euros. La oferta se puede encontrar tanto en las tiendas físicas como en la web y cualquiera de las dos opciones es válida como camino para su adquisición.

El caso del Samsung Galaxy S2, que también entra en la oferta de la rebaja de los 50 euros, es algo diferente, ya que la promoción se mantendrá desde hoy hasta el día 27 de enero. En esta ocasión, el terminal pasará de los 399 a los 349 euros durante esta semana.

Promoción Phone House

La adquisición

Para empezar, debes saber que la oferta dirigida a las tabletas Galaxy Tab 2 de Samsung tiene un número limitado de unidades, 1.500 concretamente, y que es posible adquirirlas junto a una funda original para su protección sobre la que también encontrarás un 20% de descuento sobre el precio marcado. Además del enlace a Phone House donde aparece la promoción, la cadena de tiendas te ofrece la posibilidad de llamar al teléfono de consulta, 91 829 91 02, y la posibilidad de acudir a una de las 500 tiendas que tiene repartidas por toda España. Si tienes clara la compra, esta se puede hacer a través de su propia web, pero si quieres tocar el producto antes de la adquisición, en este enlace podrás encontrar tu tienda más cercana.

Escrito por R. Arranz