Nexus 4: la política de pedidos de Google, un problema

El teléfono Nexus 4 se ha convertido en toda una referencia en el mercado, ya que ofrece unas especificaciones técnicas realmente buenas y, además, su precio es muy ajustado. Es decir, justo lo que demandan los usuarios. Tan fuerte ha sido su demanda que hizo que se agotara rápidamente. Por desgracia, su reposición en la tienda online ha sido, cuando menos errática y mucho se ha especulado sobre ella. Y, quizá, según ha podido saber [sitename] la forma de realizar los pedidos a LG sea una de las razones para ello.

Aparte de los posibles problemas de fabricación que se han comentado en muchas ocasiones, detrás del cartel «No disponible» puede esconderse que la política de Google a la hora de realizar las peticiones al fabricante es similar a la que utilizan compañías como Groupon: acumular una elevada cantidad de unidades solicitadas (en este caso reservadas en las diferentes webs en las que Nexus 4 está a la venta) para que, cuando se llega a un cierto número, pedir el terminal. La consecuencia de esto es que, si pides el teléfono número 100 de una remesa, y la cantidad mínima para hablar con LG son 5.000 unidades… te toca esperar. De ahí los retrasos.

Por lo tanto, los problemas de abastecimiento por parte de LG, que puede ser que existieran en algún momento, no serían la causa única respecto a que no se pudieran comprar terminales en la tienda online de Google. Y, por lo tanto, la suma de diferentes cuestiones son las que han llevado a que muchos sean los usuarios que se desesperan por no poder conseguir en unos tiempos normales un Nexus 4.

parte trasera de Google Nexus 4

Una forma de actuar lógica, pero poco eficiente

Esta forma de realizar los pedidos que ha podido conocer [sitename], no es nueva ni criticable en el sentido de que gracias a ella es muy posible que Google consiga los terminales a unos costes asumibles y que le permita ofrecer los precios tan atractivos que tienen. Pero también es cierto que los usuarios no pueden conseguir de forma muy rápida un dispositivo, y esto hace que la insatisfacción se agrande y redunde en la buena opinión de la compra.

Además, LG ha sufrido mucho como compañía el efecto de la no disponibilidad de Nexus 4 de forma habitual, ya que en más de una ocasión se han cargado las tintas contra esta compañía y, quizá, no sean tan culpables como se creía.

En definitiva, que esta forma de actuar de Google es totalmente lícita, pero bien se podría avisar a los usuarios. Además, no estaría de más que, como hacen otras compañías, el número de unidades que se pidan sea grande (más de lo previsible que se vaya a vender en una remesa) para no tener problemas de existencias. De esta forma, las dificultades en este apartado serían menores.

4 Comentarios