ZTE Nubia Z7, una bestia con pantalla de 6.3 pulgadas y 2.560 x 1.440 píxeles

Móviles

El fabricante chino ZTE podría adelantarse a Samsung y su próximo Galaxy Note 3 si finalmente se confirman las primeras sospechas que tratan acerca del ZTE Nubia Z7. Éste se trataría de un phablet tan sofisticado que sería presentado con pantalla de 6.3 pulgadas y una altísima resolución de 2.560 x 1.440 píxeles. En su interior también encontraríamos un procesador de ocho núcleos.

Parece de ciencia ficción, pero así lo dibujan las primeras filtraciones. ZTE, al igual que Huawei, han empezado fuerte el año con sendas presentaciones en el CES de Las Vegas. El primero desvelaba las prestaciones y características del rumoreado ZTE Nubia Z5, un modelo dotado de unas especificaciones sorprendentes dada la trayectoria de la firma asiática. Sin embargo, éste sería un aperitivo si acaba por confirmarse la información que nos llega del país asiático.

Por ahora se desconoce qué dimensiones tendrá su carcasa, pero sí que podemos intuir que no será precisamente compacta. Y es que el terminal tendrá que dar cabida a un display de nada menos que 6.3 pulgadas, lo cual nos hace perder la referencia de si estamos ante un tablet o un phablet. De un modo u otro, la pantalla será uno de los componentes estrella del dispositivo ya no por su tamaño, sino por su resolución. La filtración indica que ésta sería de 2.560 x 1.440 píxeles, posiblemente con una definición cercana a los 500 ppp, una barrera que hoy en día no ha alcanzado ninguno de los smartphones y phablets disponibles en el mercado.

Para hacer frente a las exigencias de este panel el supuesto ZTE Nubia Z7 tendría a su disposición un procesador de ocho núcleos del que nada se sabe. Dado que recientemente se ha presentado el Samsung Exynos 5 Octo, se nos ocurre que la firma china podría incluir un procesador con la misma arquitectura de ARM y la tecnología big.LITTLE. En cuanto a la GPU, podríamos estar hablando de un chip ARM Mali-T658.

Otros de los detalles desvelados en la filtración proponen que el modelo contará con conectividad LTE, pero también una cámara con sensor de 16 megapíxeles, una variante con memoria interna de 128 GB y una batería de 4.000 mAh. Como colofón final, el sistema operativo nativo sería Android 5.0 Key Lime Pie.

Sin duda, si este por ahora ficticio terminal se hace realidad, habrá aparecido un duro rival del futuro Samsung Galaxy Note 3.

Escrito por Víctor Rodríguez