El iPhone 5S vendría en cinco colores y dos tamaños de pantalla

Los resultados obtenidos por Apple en bolsa a finales de año no fueron todo lo buenos que se esperaba, pero parece ser que la compañía de Cupertino no se rinde y ya prepara el lanzamiento de iPhone 5S, que podría llegar en junio y tendría las novedades de venderse en cinco colores y con dos tamaños de pantalla diferentes.

Según Brian White, analista de Topeka Capital Markets, el dispositivo estará disponible en cinco colores diferentes: rosa, amarillo, azul, blanco y negro. Y por si esto no fuera poco respecto a las novedades, cree que habrá dos tamaños de pantalla disponibles para un mismo terminal (algo que sería la primera vez que Apple pusiera en marcha), ya que no hay que olvidar que el iPhone 5 cuenta con 4 pulgadas de pantalla y el iPhone 4 cuenta con 3’5 pulgadas. Una nueva forma de actuar de Apple, no cabe duda.

Además, según este analista las acciones de Apple no son un problema, ya que no se prevé que su situación empeore (en todo caso, mejorarían). Además, en una nota a los inversores dejó muy claro que todavía se debe esperar mucho de los de Cupertino, ya que el lanzamiento del iPhone 5S, con diferentes opciones (los colores y los tamaños), junto con el impulso de iPad Mini (un buen ejemplo es lo bien que se está comportando este modelo en China), a buen seguro que hará que las acciones de la compañía remonten el vuelo.

Colores diferentes en el teléfono iPhone de Apple

 

La próxima generación de iPhone será un gran cambio

Al parecer, este analista estuvo haciendo comprobaciones con diferentes proveedores de Apple y, la conclusión que sacó, fue que la próxima generación de iPhone experimentará un gran cambio respecto a los modelos anteriores. Esto, por ejemplo, implicaría una expansión tanto en las opciones de los mencionados colores disponibles y tamaños de pantalla (de los que no se indican dimensiones exactas). Además, proporciona una posible fecha de llegada del iPhone 5S: junio, con un inicio de producción en abril.

Sin duda, Apple quiere ofrecer a sus usuarios más posibilidades de elección para competir de la mejor forma posible en el mercado, por lo que no es descabellado pensar en diferentes colores y tamaños de pantalla. Esto le permitiría tener una mayor flexibilidad a la hora de “atacar” las diferentes gamas de producto, como ha quedado claro con la llegada de iPad Mini.

8 Comentarios