El Nexus 4 estrena anuncio de la mano de LG

El Nexus 4 estrena anuncio de la mano de LG

Miguel Díaz

Sí, ya sabemos que estás deseando que LG y Google abran el grifo de Google Play para poder encargar un Nexus 4 a los Reyes Magos, pero como tú y yo sabemos que a corto plazo eso no va a pasar, nos queda deleitarnos con las impresionantes especificaciones del terminal. Por si no tuviéramos poco con ver las reviews y los vídeos de su funcionamiento, ahora su fabricante, LG, ha publicado un anuncio resaltando las bondades del Nexus 4.

En el vídeo, que tiene una duración de unos dos minutos, LG destaca las características y funcionalidades del último terminal de Google, como Photo Sphere (destacando especialmente la facilidad para tomar y visualizar las fotos en 360 grados), la integración con los servicios de Google, la claridad de su pantalla o la navegación paso a paso con Google Maps, en un guiño hacia el buscador, quizás para resarcirse de la imposibilidad de fabricar terminales al ritmo que Google desearía.

Algo que llama la atención del vídeo es que en varias ocasiones se puede ver la parte trasera del móvil, y es que parece ser que desde LG quieren que nos fijemos en el acabado semibrillante que consiguen los microcristales que conforman su carcasa trasera, uno de los aspectos que lo diferencian del resto de Nexus aunque es cierto que ha pasado desapercibido entre su potencia y su bajo coste. Durante todo el vídeo también se hace mención a sus especificaciones técnicas como el procesador y la memoria RAM de 2 GB, como podéis ver a continuación.

Si miramos un poco más allá del propio móvil también podemos ver cómo LG aprovecha para promocionar sus electrodomésticos, y es que lógicamente el televisor que aparece en él debe ser un LG (faltaría más que promocionasen a la competencia), pues con este anuncio LG quiere mostrarse orgullosa de haber fabricado el que probablemente sea el móvil más exitoso de 2012, y destacar que su alianza con Google les ha puesto a ambos en el Top del sector. Y es que siempre hay hueco para adular al trabajo de uno mismo y más cuando las cosas se hacen bien (a pesar del escaso stock que una vez más recordamos, es inadmisible).