iPad Mini, se filtran los conectores de sus auriculares

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Apple

Interesante filtración la de hoy sobre el iPad Mini. No es que sea una novedad que vaya a llevar un conector para auriculares estándar, sino que se han visto sendas imágenes de éstos tanto en color negro como blanco que se adaptan perfectamente al chasis que se ha podido ver esta semana.

Se acerca el lanzamiento del iPad Mini y ya empezamos a ver el desfile de piezas que formarán su circuitería. Si hace poco salía la palestra lo que será su chasis, conocemos ahora una de sus primeras piezas, el conector de auriculares.

La imagen, captada por el blog francés NowhereElse y procedente de la página web de recambio para dispositivos electrónicos Witrigs.com, nos revela algún que otro interesante secreto del próximo tablet de Cupertino.

Auriculares del iPad Mini

Encajan en el chasis filtrado hace unos días

El primero es que se confirman sus dimensiones, ya que el componente encaja a la perfección en el hueco que le corresponde dentro del chasis filtrado hace pocos días. Pero quizás lo más notable es que se ha visto tanto un modelo en blanco como otro en negro.

Auriculares del iPad Mini

Detalles en color blanco y negro para la carcasa trasera

Eso ha disparado los rumores de que, en esta ocasión, el nuevo iPad Mini tendrá su carcasa posterior en color blanco o negro, o al menos, algunos de sus detalles en este color como ocurre con la del iPhone 5. Parece que, sin embargo, no imitará los rectos bordes del smartphone, ya que el componente acaba en la característica curva del marco tradicional del iPad.

Y su posición seguirá en la parte superior

Finalmente, también se confirma que su posición seguirá en la parte superior de la pantalla, y no en la inferior como en el caso del iPhone 5. Tiene sentido ya que la razón esgrimida por Apple para el cambio del puerto de auriculares en el teléfono es la ergonomIa para guardarlo en el bolsillo. Podéis hacer la prueba: desde una posición en la que sujetamos el iPhone 5 frente a nosotros, sin soltarlo, girarlo ni hacer nada, al bajar la mano hasta el bolsillo, el terminal se queda bocabajo y el cable de los auriculares hacia arriba.

Dado que el tablet no hay que guardarlo de la misma forma, no tiene sentido cambiar de posición el conector. De hecho sería un incordio si nos apoyamos en cualquier superficie.