El iPhone 5 fue el último móvil de Apple con el visto bueno de Steve Jobs

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Apple

Mañana se cumple un año de la desaparición de Steve Jobs y todavía sigue siendo noticia por sus decisiones en torno a los productos de la compañía. Se acaba de revelar que antes de fallecer dio su visto bueno al diseño del iPhone 5.

La polémica en torno a los fallos tanto del iPhone 5 como de iOS 6 hacen que muchos se acuerden de que Apple lleva navegando sola sin su “alma mater” durante ya un año. Sin embargo, Business Week acaba de revelar que el iPhone 5 fue el último dispositivo de Apple al que Steve Jobs “dio detalladas indicaciones”.

Un producto que funciona, pero no encandila como los anteriores

Ya sobre la keynote de Tim Cook se dijo que no había encandilado al público como las del carismático fundador de la compañía, pero el terminal, pese a los 5 millones de unidades vendidas, parece que no cumple con los estándares de calidad que se marcaban cuando Jobs todavía capitaneaba el barco.

Jobs pudo poner su impronta en el diseño, pero no con las funciones

Business Week no desvela cuales fueron las instrucciones concretas que Steve Jobs dio para el iPhone 5, pero dado el deterioro de su salud en el último año de vida, parece improbable su implicación con las pruebas del terminal. Es por ello que se baraja la posibilidad de que el ex-CEO de la compañía diera el visto bueno más al diseño que al funcionamiento. Cosas como el aumento de la pantalla a 4 pulgadas sin hacerla más ancha o el uso de nuevos materiales como el cuerpo de aluminio parecen tener el sello del genio de Cupertino.

El iPhone 6, el primer producto genuinamente post-Job

Es por ello que parece que Apple se enfrenta a su primera prueba de madurez real no sólo con iOS 6, sino especialmente con los siguientes dispositivos de la compañía como el iPad Mini y los siguientes iMacs, MacBooks, y posteriores generaciones de smartphones y tablets.

El futuro iPhone 6, ya que de aparecer un iPhone 5S aún mantendría cualidades que el propio Jobs habría “certificado”, sería el primer terminal de la compañía sin la guía de su mentor. Viendo el resultado de su primer producto en el que éste no estuvo tan implicado probablemente por esa falta de liderazgo en la recta final del proyecto vengan los problemas que están apareciendo. Será interesante observar los primeros productos puramente post-Jobs de Apple ya que, en esta ocasión, no pueden contar como en los 80 con recuperar sus ideas y su visión.