Las pantallas rotas del iPhone 5 se repararán en las propias tiendas de Apple

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
iPhone 5

Apple parece que ha cambiado su política de reparaciones, al menos, para el iPhone 5. Los propietarios del nuevo terminal de Cupertino no tendrán que enviar al servicio técnico el teléfono ya que incluso las pantallas rotas se arreglarán en las propias Apple Store.

La fragilidad de las pantallas del iPhone 4 y 4S fue uno de sus aspectos más criticados. Pese a estar fabricadas con el resistente Gorilla Glass, el que más o el que menos ha sufrido el tedioso tramite de tener que reparar la pantalla después de una caída. Incluso si el usuario tenía contratado el Apple Care+, la extensión de la garantía, el proceso se acercaba, o incluso superaba, las dos semanas para recibir el iPhone reparado ya que había que enviarlo al Servicio Técnico de Apple.

Reparación, de momento, en tienda sólo para el iPhone 5

Parece que con la llegada del iPhone 5 esto va a cambiar. Quizás impulsados por la inmediatez que servicios de terceros que, en unas pocas horas incluso, reparaban las maltrechas pantallas de los últimos modelos, según el portal iMore, Apple comenzará a ofrecer este servicio de reparación de pantallas en las propias Apple Store. De hecho, como sigue comentado el portal, especialistas en este tipo de reparaciones ya están empezando a integrarse y a formarse dentro de los equipos de los establecimientos oficiales de la compañía.

¿Cuánto costará? Esa es otra incógnita

No hay datos de si el coste, que para los que no tenían la extensión de la garantía era de más de 200€ mientras que no llegaba a 100€ en otros servicios técnicos, también se reducirá ni si también se extenderá a otros modelos del smartphone de Cupertino.

Cambiar la pantalla del iPhone 5 es mucho más fácil que la del iPhone 4/4S

Como demuestran las pruebas realizadas por iFixit, reemplazar la pantalla del iPhone 5 es mucho más sencillo que en iPhone 4/4S. Éste necesitaba de 38 pasos para lograrlo, obligando a desmontar desde la parte de atrás casi todo el teléfono. El iPhone 5, por su parte, es todo lo contrario y puede extraer su pantalla fácilmente, de forma similar a cómo se hacía con el iPhone 3GS.