Samsung ClorOLED de 5,8”, pantalla para ¿Galaxy Note 3?

Escrito por Iván Martín
Samsung

Samsung lleva un año trabajando en el desarrollo de las pantallas OLED. En la feria IFA, por ejemplo, se pudieron ver televisores con este tipo de tecnología, que tiene grandes beneficios en lo que se refiere al grosor y la calidad -y velocidad- de la imagen. Hoy hemos podido conocer gracias a Pocketnow que la compañía coreana está trabajando en tamaños más reducidos, como por ejemplo 5,8 pulgadas.

Estas medidas hacen pensar que la nueva aplicación de las pantallas tipo ClorOLED sería la de integrarse en smartphones o phablets… quizá más en los segundos, visto el tamaño del panel con el que trabaja Samsung. En especial, viene a la mente la opción de poder ver este tipo de panel en el próximo Galaxy Note 3… Sería un matrimonio interesante, ya que el grosor de este componente es muy reducido y, por lo tanto, la sensibilidad de la capa que responde a S Pen sería mucho mejor.

Previsto para el verano del año que viene

Si la información que se tiene es correcta, la idea de Samsung es disponer de pantallas tipo ClorOLED para el verano del 2013. Por lo tanto, su diseño debería estar acabado a primeros de ese mismo año, algo que habrá que ver si es capaz de realizar los de Corea.

La ventajas de ClorOLED es que ofrece un densidad de píxeles mucho mayor que las actuales, como mínimo 350 puntos por pulgada (con resoluciones de hasta 1.024 x 980) y 16 subpíxeles. Esto, permite que la calidad de imagen sea superior ya que la gama de colores que es capaz de representar es mucho mayor. Por lo tanto, todo son beneficios en este apartado. Además, su consumo es mucho menor que el de las LCD o SuperAMOLED. Las discusiones respecto a PenTile o IPS se terminarán, ya que ClorOLED sería muy superior a las dos.

El gran problema de este tipo de pantallas, y de todas las OLED en general, es que su precio de fabricación, al menos por ahora, es muy elevado… por lo que su viabilidad en el mercado de la movilidad actual no está clara si esto no cambia. Además, el tiempo de vida de un panel OLED es menor que uno LCD… algo que también habría que corregir.