Un HTC con pantalla de 5 pulgadas aparece en escena

HTC

Otra de las filtraciones, procedentes de la feria alemana IFA 2012 hace referencia al fabricante taiwanés HTC que, a consecuencia de unas fotos un tanto deslucidas, aparece en el punto de mira de todos los “cazanovedades” con la posible existencia de un dispositivo que estaría enmarcado en el segmento de los teléfonos inteligentes con pantalla de grandes dimensiones, concretamente, las 5 pulgadas.

Como ya os informábamos en [sitename], el pasado 30 de agosto los taiwaneses de HTC actualizaron su catálogo de dispositivos con la presentación de la nueva versión del Desire X, modelo que presume de un precio contenido en busca de incrementar la popularidad de la marca. Junto con este equipo, ahora también se filtran dos imágenes de muy mala calidad –lo que no hace sino aumentar el interés por este posible nuevo producto–, que revelarían el desarrollo de un teléfono, con pantalla de 5 pulgadas, que haría entrar a HTC en el mundo de los actuales “phablets”, los dispositivos híbridos que se sitúan a caballo entre un teléfono inteligente y una tableta.

HTC misterioso phablet de 5 pulgadas

La pantalla de 5 pulgadas

El dispositivo que se intuye en estas fotos borrosas tiene un diseño limpio, tanto que no parece que la batería pueda cambiarse –al más puro estilo iPhone–. Su mayor atractivo sería una pantalla de 5 pulgadas (sin botones físicos), con la que poder reproducir contenidos multimedia con una resolución de 1080p (Full HD). En la parte trasera se aprecia una cámara, que rondaría los 8 megapíxeles con flash de LED, a imagen y semejanza del HTC One X. Pero lo que no se puede deducir de las imágenes filtradas es uno de los detalles más relevantes de este nuevo teléfono inteligente: un dispositivo de esas características necesitará de un software muy solvente, ¿podría ser Windows Phone 8 o Android Jelly Bean?

Un misterioso HTC con pantalla de 5 pulgadas

El espacio de HTC

De confirmarse este rumor, esta sería una noticia muy importante que, además, podría responder a una maniobra empresarial muy bien medida por parte del fabricante taiwanés que, manteniendo una actividad industrial muy ágil (HTC continua siendo uno de los mayores fabricantes mundiales de hardware para otras empresas) quiere mantenerse en primera línea de mercado con su propia marca. De la misma manera que algunas previsiones apuntan a la posible alianza con Microsoft para el futuro desarrollo de dispositivos con Windows Phone 8 (no olvidemos que en la pasada década HTC fue el mayor fabricante de teléfonos inteligentes motorizados con software Windows Mobile), si este nuevo dispositivo “fantasma” progresa, estaríamos ante un competidor claro del Samsung Galaxy Note II, recientemente presentado también en la IFA.

Escrito por R. Arranz