Nueva ROM para el Samsung Galaxy S3 que mejora la autonomía

Samsung

Que Samsung está trabajando en la actualización Android 4.1 para Galaxy S3 es evidente. Y, como es habitual, se van filtrando algunas ROMs que permiten a los usuarios actualizar de forma manual su teléfono y, de esta forma, tener Jelly Bean. Acaba de aparecer una nueva ROM que posibilita esto y, además, reduce bastante el consumo del terminal.

Este nuevo firmware se basa en el desarrollo del sistema operativo JRO03C, por lo que en su interior tiene Jelly Bean como sistema operativo. La estabilidad de este no es la mejor posible, algo normal ya que no se trata de una versión final, pero lo suficientemente estable como para poder realizar pruebas y conocer en lo que está trabajando Samsung.

La gran novedad: menos consumo

Pero la gran novedad de esta nueva versión es el módem que incluye, del que dependen directamente el consumo de las antenas inalámbricas (al igual que su funcionamiento como cobertura). En este caso, como se puede ver en la imagen es la versión I9300XXLH1 (en vez de, por ejemplo, el I9300XXDLH4, que es una versión en fase de desarrollo y que, normalmente, ofrece problemas de estabilidad). El caso es que la nueva versión, que ya ha sido probada con anterioridad en ROMs de Samsung Galaxy S3 con Android 4, solventa problemas de consumo, como por ejemplo las pérdidas de energía cuando el teléfono está en reposo.

Por lo tanto, esta nueva versión de Jelly Bean para el dispositivo de Samsung, es mucho mejor si se quiere realizar pruebas (ya que hay que recordar que no es oficial) y conocer como queda la última versión del sistema operativo de Google en el mejor teléfono Android que hay en el mercado actual.

Hay que recordar que para poder realizar una actualización de forma privada de un Samsung Galaxy S3, aparte de conseguir el software correspondiente, es muy recomendable hacer una copia de seguridad de los datos y que, además, la garantía del terminal no cubre los posibles daños que este sufra… pero merece la pena hacer las pruebas, ¿verdad?

Escrito por Iván Martín