Samsung Galaxy S3 en color negro

Escrito por R. Arranz
Samsung

Presentado y lanzado al mundo en mayo de este año, el Samsung Galaxy S III se ha convertido en el referente de la marca coreana en el segmento de la telefonía móvil inteligente. Con características como su pantalla Súper AMOLED de 4,8 pulgadas y 720 por 1.280 píxeles de resolución, o su procesador de cuatro núcleos a 1,4 GHz, hasta ahora solo conocíamos dos versiones: azul metalizado y blanco mármol. Ahora, tiene un nuevo color, el negro.

Aprovechando que el Samsung Galaxy S III es el terminal oficial de los Juegos Olímpicos y el tirón que tiene este evento, la multinacional coreana cuenta ya en su espacio en Facebook con una galería de fotos en la que se muestra el terminal en color negro. Aunque no se ha producido ningún acto oficial para su presentación, entendemos que es la manera de Samsung de decirnos que este modelo se va a comercializar próximamente.

Samsung Galaxy S3 en negro JJ.OO.

El S III en foto

En la galería, que ya cuenta con unas seis imágenes, se puede ver el Galaxy S III en negro con fondos muy representativos de la ciudad de Londres y relacionados con los Juegos Olímpicos. El que ya se ha convertido en el terminal más famoso de la marca, ha superado en menos de tres meses (fue presentado a finales de mayo) la cifra de los 10 millones de unidades vendidas. Este récord no se debe solo a las excelentes prestaciones del terminal, que las tiene, sino también a las agresivas campañas publicitarias y promocionales que está llevando a cabo Samsung por todo el mundo. El mejor ejemplo lo tenemos en la ingente cantidad de dinero que se está gastando en los Juegos Olímpicos, pero también en promociones como llegar a ofrecer hasta 300 dólares en Estados Unidos a los usuarios por cambiar su iPhone 4S por el Galaxy S III.

Samsung Galaxy S3 en negro Londres

Hasta la aparición de estas primeras imágenes en Facebook, solo conocíamos dos colores para el S III, el azul metalizado y un blanco mármol. Está claro que el negro será una nueva opción de compra y no se descarta la posibilidad de que Samsung pueda presentar más versiones en distintos colores. Es posible que se trate de una estrategia para que el Galaxy S III se mantenga en el candelero ante la inminente llegada de su gran rival, el iPhone 5.