El Samsung Galaxy S3 de 64 GB a precio de oro

Samsung

Sabemos que el Samsung Galaxy S III es caro ya que el modelo de 16 GB, libre, cuesta en España entre 625 y 660 euros. La tienda electrónica Basatne, con sede en Canadá, tiene entre sus referencias el último modelo de la multinacional coreana con procesador de cuatro núcleos, libre y en versión de 64 GB, a un precio de 1.167 dólares canadienses que al cambio son unos 950 euros. ¡¡Vaya precio!!

Echando un vistazo en alguna de las tiendas más populares en España, el Samsung Galaxy S III de 16 GB se puede encontrar libre por un precio que se mueve entre los 625 y los 660 euros. Con algunos operadores es posible adquirirlo algo más barato, según ofertas, o muy barato condicionado a un periodo de permanencia y sin posibilidad de usar la tarjeta de otra compañía. La página objeto de esta noticia, Basatne Electronics, es una tienda canadiense que, aunque señala que tiene fuera de stock el Galaxy S III de 64 GB, sí lo incluye entre sus referencias. Lo curioso del pantallazo que os mostramos es el precio: 1.167 dólares canadienses que al cambio son casi 950 euros, un precio que parece desmesurado ya que el aumento de la memoria desde los 16 a los 64 GB supondría pagar casi 300 euros más. Un poco exagerado.

Samsung Galaxy S3 de 64 GB precio

Los GB

En España, de momento, la versión que se vende tiene una memoria interna de 16 GB, tanto los que se comercializan libres como los que tienen los distintos operadores entre sus referencias. Al otro lado del Atlántico, por ejemplo, los operadores estadounidenses eligieron las opciones de 16 o 32 GB del Samsung Galaxy S III, pero no la de 64 GB. Por tanto, la curiosidad de la mencionada página canadiense no es solo el precio, sino también el hecho de tener entre sus referencias el modelo con mayor capacidad interna de almacenamiento.

Dicho esto, la pregunta es ¿por qué la mayoría de distribuidores y operadores del mundo han elegido la versión de 16 GB? Pues la respuesta es tan sencilla como que parece que el modelo de 64 GB es demasiado caro, sobre todo teniendo en cuenta que el Galaxy S III dispone de ranura para la lectura de tarjetas micro SD de hasta 64 GB. Si tenemos esta opción más barata de ampliar la memoria, ¿para qué gastarse 300 euros más? Por cierto, un último detalle. El modelo Galaxy S III que se comercializa en Estados Unidos lleva en su interior un procesador de doble núcleo Snapdragon S4 a 1,5 GHz mientras que la versión internacional cuenta con un Exynos 4412 de cuatro núcleos a 1,4 GHz. Este último es el que se vende en la mencionada tienda canadiense.

Escrito por R. Arranz