Los nuevos anuncios del Samsung Galaxy S3 se mofan de la competencia

Samsung

Samsung ha presentado su nuevo buque insignia, el Galaxy S III, y ahora le llega el turno a la publicidad que, cuando llega de Estados Unidos, es de lo más capciosa y la comparación con otros equipos está permitirá. En dos de estos anuncios se muestra la facilidad del equipo para compartir archivos, fotos en este caso, y en otro, el S III, nos permite controlar una presentación en una televisión de alta definición, posiblemente, también de Samsung.

La idea de estos anuncios es poner de relieve alguna de las funcionalidades sociales y de negocios del nuevo Samsung Galaxy S III relacionadas con la idea “All Share”, pero también compararlo de manera sutil con otros productos del mercado. Sin llegar a decir marcas de la competencia, en dos de los anuncios podemos ver lo fácil que resulta compartir una imagen con el S III y lo difícil que parece con otros terminales.

Así, uno de ellos muestra la forma de funcionamiento de Share Shot que permite hacer una foto con la cámara del S III y compartirla inmediatamente con el resto de componentes del grupo. En ese mismo anuncio se puede ver lo engorroso que resulta que cada una de las personas que aparecen en la imagen quiera hacerla con su propio equipo, ya sea un smartphone o una cámara digital compacta. Los usuarios que aparecen en este primer anuncio comparten la foto entre ellos a través de Wi-Fi Direct al instante, lo cual requiere que todos tengan un terminal con esta tecnología, en el vídeo todos tienen un Galaxy S III.

Compartir una imagen

El otro de los vídeos en los que se comparte una imagen acontece en la sala de espera de un hospital. Dos familias esperan ver la primera imagen de un recién nacido. Los que son propietarios del Samsung Galaxy S III lo tienen fácil porque utilizan la función denominada All Share Group Cast, una manera de compartir fotos o vídeos con un grupo de usuarios del Galaxy S III de manera sencilla y rápida vía Wi-Fi. Esta familia no se pelea para ver la foto del recién nacido en el terminal porque cada uno puede verla al instante en su propio S III (que todos tienen también). Es mucho más rápido que el envío de archivos a través, por ejemplo, de mensajes multimedia.

El último de los anuncios deja bien claro que el Samsung Galaxy S III no es solo un terminal para el ocio, sino también para los negocios ya que permite –a través de All Share Play–controlar, por ejemplo, la visualización de documentos a través de dispositivos como una televisión de alta definición.

Escrito por R. Arranz