Nokia asegura tener cuatro alternativas a Windows Phone

Nokia

La entrevista difundida a través de la televisión finlandesa al CEO de Nokia, Risto Siilasmaa, ha concluido con el voto de confianza que los responsables de esta empresa de telefonía dan al sistema operativo Windows Phone, afirmando que esta “joint venture” ha sido un acierto… hasta un cierto límite, porque en ese mismo espacio se ha hablado de planes alternativo si con Windows Phone 8 no se logran los resultados económicos previstos.

Es una realidad que el sistema operativo móvil de Microsoft no ha dejado de ganar adeptos entre los consumidores de Nokia, pero esta empresa de telefonía móvil tiene planes de seguridad alternativos para poner en práctica en el caso de que, con las nuevas versiones de Windows Phone, no se llegue a los objetivos previstos.

En el último año, el que una vez fue el más poderoso fabricante de teléfonos móviles, ha sufrido una caída de 60% del valor de sus acciones, con disminución de ventas de teléfonos inteligentes, con disminución de las reservas en los planes de lanzamiento de productos nuevos y pérdida de su posición de liderazgo en el mundo de la telefonía. Resulta patente la confianza que Nokia ha vertido en Microsoft, pero lejos de conseguir levantar las ventas, se mantiene una espiral descendente en el actual ejercicio económico.

El futuro del software

Los analistas de mercado, capitaneados por la consultora IDC, calculan que Windows Phone superaría a iOS en 2016. Pero esta tendencia no responde a la realidad del mercado actual, en el que tan solo un 2,2% de los teléfonos inteligentes comercializados durante los últimos 12 meses están motorizados con el sistema operativo Windows. Datos confusos, porque también es sabido que tanto HTC, como LG o Samsung, líderes en ventas de hardware para Android, también planean lanzar dispositivos con Windows Phone.

Risto Siilasmaa y los planes de Nokia

Avanzadilla de Nokia y conjeturas

Con estos datos parece que Nokia tiene el potencial para recuperar su relevancia en el mercado futuro de los teléfonos inteligentes, pero la prudencia mostrada por Siilasmaa queda clara al tener ya previsto un plan B, del que no ha dado muchos datos, por lo que ha dejado vía libre a las siguientes especulaciones que os enumeramos a continuación:

–          Apoyo a MeeGo, o algún otro sistema operativo basado en Linux que, además, ha demostrado ser muy estable.

–          Recoger los restos de ¿Palm OS o BlackBerry RIM?

–          Centrarse en la gama baja. Nokia sigue siendo líder mundial en la gama económica. No debería olvidar sus orígenes.

–          La venta de patentes. Nokia podría recurrir a la venta de su cartera de 30.000 patentes.

–          Windows Phone. Jugarse todo a esta carta, incluso comprando un importante paquete de acciones de Microsoft.

Escrito por R. Arranz