Android, ¿el plan alternativo de Nokia?

Nokia

Con la gama Lumia, la empresa finlandesa de telefonía ha conseguido detener la pérdida de relevancia que habían experimentado en los últimos años en los mercados internacionales, pero la inminente aparición de Windows Phone 8 ha sembrado de dudas a los responsables de desarrollo, que no han descartado planes alternativos por si el nuevo software de Microsoft plantease problemas de estabilidad en sus dispositivos.

Esta información ha corrido como la espuma tras la aparición de Risto Siilasmaa, presidente de Nokia, en un programa de televisión finlandés, en el que dijo que la compañía tiene preparado un plan de contingencia en caso de que sus futuros terminales, animados por el esperado sistema operativo Windows Phone 8, no se comercialicen tal y como tienen previsto.

Desde que el pasado mes de mayo de 2012 Siilasmaa comentó que estaba seguro de que Windows Phone 8 sería un éxito para Nokia, han surgido muchas eventualidades que han llamado a la prudencia. La principal ha venido de la mano de las exigencias del hardware necesario para la instalación del nuevo sistema operativo de Microsoft: ninguno de los actuales terminales de la gama Lumia (610, 710, 800 y 900) soportan este software y, como mucho, se logrará actualizarlos desde la versión 7.5 a la 7.8 para que muestren una interfaz análoga a la de Windows Phone 8, pero sin disponer de sus facultades técnicas.

Nokia con sistema operativo Android

Plan alternativo

La especulación sobre el “plan de contingencia” relatado a la televisión por Siilasmaa aleja cualquier salida hacia el uso de Symbian como solución alternativa por si fallase Windows Phone 8, ya que el CEO de Nokia afirmó que “la participación en Symbian está cercana al cero por ciento en el mercado mundial”.

Nokia ha logrado volver a estar presente en el mercado después de su asociación con Microsoft, pero si pretende llevarse una parte del pastel que está asignado en la actualidad a los iPhone, sólo habría una salida: dotar a alguno de sus terminales estrella con sistema operativo Android algo que, a la vista de las cifras de supervivencia que tiene por delante la empresa finlandesa, aseguraría su presencia en el mercado. El precio de la cotización de Nokia en junio ha bajado, la compañía anunció planes para recortar 10.000 puestos de trabajo más, así como una limpieza en su escala de ejecutivos. Uno de los más sonados cambios sitúan a Chris Weber, ex jefe de operaciones de Nokia en los Estados Unidos y simpatizante de un posible matrimonio de conveniencia con Google, como su nuevo vicepresidente ejecutivo de ventas y marketing.

Escrito por R. Arranz