El Samsung Galaxy S3 recibe su versión más segura

Samsung

Samsung ha lanzado SAFE para su Galaxy S3 con idea de que su nuevo buque insignia se convierta también en un dispositivo atractivo para las empresas. La marca SAFE viene de Samsung Approved for Enterprise y se va a implementar en el S3 con Android con idea de hacer de él un dispositivo lo suficientemente seguro para usuarios corporativos.

La marca SAFE, que ya hemos mencionado responde a las palabras Samsung Approved for Enterprise, ha sido desarrollada con el visto bueno de la multinacional coreana pensando en las empresas y el mundo corporativo. La idea es que sus dispositivos Android, no solo el Galaxy S III, implementen las herramientas necesarias para que las comunicaciones y transmisiones de datos que se manejan en los equipos gocen de total seguridad. Así, SAFE ofrecerá Microsoft Exchange ActiveSync, soporte para VPN, Mobile Device Management y 338 IT Policies, y cifrado AES-256 bit. Con este desarrollo y con el programa SAFE2SWITCH, Samsung espera atraer a usuarios corporativos (y también los denominados “avanzados”) ya que, gracias a este último, se podrá canjear el actual smartphone por el Galaxy S III. La compañía ha prometido que ofrecerá más detalles en breve sobre esta posibilidad.

De hecho, el buque insignia de la marca, el Galaxy S III, va a ser el primer dispositivo en implementar SAFE que comenzará a funcionar en el mes de julio en Estados Unidos, a través de las redes de AT & T, Sprint, T-Mobile, Verizon Wireless y US Cellular.

Samsung Galaxy S3 con SAFE

La estrategia

Está claro que Samsung se ha marcado como objetivo entrar con fuerza en el mundo empresarial y para ello ha elegido como terminal de referencia al Galaxy S III que tiene prestaciones suficientes para desenvolverse en este ámbito (también el Galaxy Note se consideró como opción dentro de esta estrategia). Sin embargo, cuando hablamos del segmento empresarial hay un elemento que es fundamental y que no se puede dejar de lado: la seguridad de la información que manejan los empleados.

Por esta razón, la multinacional coreana describe SAFE como un “programa que garantiza la calidad” desarrollado junto con empresas proveedoras de software y de otros servicios corporativos. Esta colaboración, además de un proceso de pruebas, ha generado soluciones optimizadas para dispositivos SAFE que podrán ser utilizados en sectores altamente regulados como el de la salud, los servicios financieros o el gubernamental.

Escrito por R. Arranz