iPhone 5: nuevas fotos demostrarían un diseño continuista

Apple

La Red de redes vuelve a convertirse, una vez más, en el medio de cultivo de los rumores más sonados acerca del iPhone 5. En esta ocasión unas fotografías reales, supuestamente del futuro teléfono de Apple, dejaría ver con todo detalle cuál será su diseño.

Durante las últimas semanas hemos tenido ocasión de ver primero algunos bocetos y después algún que otro vídeo y fotografías que ponen de manifiesto que el iPhone 5, o nuevo iPhone, compartirá gran parte de la base del iPhone 4S en lo que a diseño se refiere.Carcasa del iPhone 5

Fotografías reales, ¿del iPhone 5?

Sin embargo, las últimas fotografías filtradas a través de una página web china serían mucho más reveladoras que toda la información aparecida hasta ahora. En éstas se muestra en funcionamiento un iPhone que bien podrían corresponder a la imagen del nuevo iPhone. No obstante, debemos ser cautos antes de lanzar las primeras valoraciones pues que existen algunos aspectos un tanto contradictorios que nos hacen sospechar. El primero de todos sería que el teléfono registra la red de AT&T, cuando la filtración supuestamente llega desde China. Además, los ángulos desde los que han sido tomadas las fotografías podrían tener como objetivo captar una perspectiva desde la que el teléfono pareciese más alargado, señal de que el fotógrafo quiere exagerar la longitud del terminal. Como sabéis, ésta parece que será una de las nuevas características del iPhone 5, producto de la incorporación de una pantalla de 4 pulgadas con relación de aspecto 16:9.Supuesta foto del iPhone 5

Apple repetiría diseño, una vez más

Si nos desmarcamos de la veracidad de estas fotografías, duda que acompaña a gran parte de las filtraciones en el mundo de los dispositivos tecnológicos, podemos ofrecer varias apreciaciones, todas centradas en el nuevo diseño del teléfono de Apple. De hacerse realidad un concepto así, el iPhone 5 volvería a repetir en diseño respecto al revolucionario cambio del iPhone 4. Solo algunos detalles como el rediseño de la parte inferior, la que alberga el nuevo dock, ahora más pequeño, y el cambio por un cuerpo unibody de metal serían las diferencias más notables respecto a anteriores versiones. Bien parece una actualización semejante a la que experimentó en su momento el iPhone 4S. A pesar de que la última generación ha conseguido triunfar con la misma carcasa, ¿será suficiente cambio para seguir peleando en tan competido mercado de smartphones? Dado el nivel de tolerancia de los fans de la marca, será interesante comprobar su reacción ante un diseño como el propuesto más arriba en las fotografías. Asimismo tendremos ocasión de comprobar el porvenir de Apple y la repercusión de sus futuros modelos, ya que a partir de ahora la influencia de Steve Jobs no tendrá peso. Y es que el iPhone 5 sería el último trabajo del alma máter de Apple.

Escrito por Víctor Rodríguez