Nokia desmiente que vaya a fabricar sus terminales a prueba de agua

Nokia

Hace unos días leímos algunas noticias que comentaban la posibilidad de que el fabricante finlandés pudiera introducir algún tipo de revestimiento a prueba de agua en sus futuros terminales Lumia y PureView. Sin embargo, la propia Nokia ha desmentido este hecho, clarificando así las declaraciones de su vicepresidente para Europa occidental, Conor Pierce.

El embrollo de todo esto viene de una presentación que hizo el jueves pasado Conor Pierce, vicepresidente de Nokia para Europa occidental. En ella hablaba de las capacidades desarrolladas por la compañía finlandesa en investigación y del legado de la compañía en esta materia. En un momento dado, entre tanto I+D, Pierce mencionó el revestimiento resistente al agua de sus dispositivos, similar al del Panasonic Eluga, a la vez que introducía el Nokia Lumia 610 en la charla. No sabemos si fue una cuestión de traducción defectuosa, despiste o de la imaginación de los periodistas allí reunidos pero los dos temas se fusionaron: resistencia al agua y terminales Nokia.

Nokia Lumia 610

La aclaración

Nokia ha aclarado que no fue intención de Conor Pierce unir estos dos temas y que en ningún momento se dijo que los revestimientos “Superhydrophobic”, es decir, resistentes al agua, vendrían en los futuros dispositivos Lumia y PureView. Entendemos que el esfuerzo en investigación y desarrollo de cualquier tecnología debería materializarse en los dispositivos que se lanzan al mercado, pero en este caso, Nokia no planea implementar este revestimiento resistente al agua en toda la nueva gama de terminales Lumia ni PureView.

Dicho esto, nadie que esté metido en el mundo de la tecnología puede poner en duda la capacidad de desarrollo de nuevas tecnologías de Nokia. Ha sido la empresa de telefonía móvil número uno del mundo durante muchos años y, aunque ahora está sufriendo –económicamente hablando– tras una completa reestructuración, nos seguirá dando muchas alegrías tecnológicas en el futuro. De hecho, y hablando de nuevas tecnologías, hace unos meses vimos el desarrollo de un dispositivo denominado Kinetic que tenía la particularidad de ser flexible. Precisamente esta capacidad de curvarse, doblarse y retorcerse es lo que permitía al usuario interactuar con el dispositivo, tanto para manejarlo como para navegar por su interfaz.

Escrito por R. Arranz