El Samsung Galaxy S3 en color azul se retrasa

Samsung

Cuando la venta del Samsung Galaxy S3 ya es un hecho en 28 países del mundo, uno de los colores con el que se va a comercializar, el azul, no va a estar disponible, inicialmente, en determinados países. La compañía surcoreana ha comunicado oficialmente que este modelo, con una especie de rayado en su brillante carcasa, sufrirá un retraso de entre dos y tres semanas.

Las denominaciones originales de los colores del nuevo Samsung Galaxy S3 son: marble white y pebble blue. Las que nosotros hemos llamado blanco y azul. En concreto, esta segunda opción se caracteriza porque la carcasa combina un cepillado con reflejos brillantes en este color. De momento, es España, la única manera de comprobar si disponen de estas unidades es acercándote a una tienda física de Movistar y Vodafone que es donde han empezado a venderse desde ayer a las 19:00 de la tarde.

El comunicado oficial de Samsung deja claro que la versión “pebble blue” del Galaxy S3, con un nuevo color azul y un material especial súper brillante, se espera en determinados países con un retraso de entre dos y tres semanas. Según la compañía, se trata de poder ofrecer a los clientes la “más alta calidad de los materiales y llevar el Galaxy S3 en las mejores condiciones”. Además, añaden que la multinacional está trabajando duro para “conseguir que los clientes dispongan del dispositivo “pebble blue” tan pronto como sea posible”.

El Samsung Galaxy S3 en azul se retrasa

¿Cuál es la razón?

La información oficial suministrada por Samsung nos habla de un retraso en determinados países pero no especifica cuál es la razón por la que ocurre esto. Sin embargo, parece que el problema podría ser una partida de carcasas defectuosas a las que la compañía surcoreana no ha dado el visto bueno para su comercialización. No es del todo extraño que cuando un fabricante crea una carcasa, con materiales diferentes y empleando técnicas nuevas, puedan darse estas circunstancias. Tampoco es la primera vez que ocurre, ni será la última. Si nos remitimos a una noticia que ya dio a principios de abril Android Ayuda, el HTC One S y su carcasa con tratamiento “micro arc oxidation”, pasó por un problema similar. Se demostró que su supuesta ultrarresistencia era muy sensible a pequeños arañazos que deterioraban la carcasa más rápido de lo previsto.

Escrito por R. Arranz