Pilladas intentando pasar iPhone 4S ilegales por la frontera

Apple

El dinero lo mueve todo y parece que esta ha sido la razón por la que una madre decidió hacer pasar la frontera de Shenzhen –Luohu– entre Hong Kong y China continental a su hija de 12 años con una carga de 30 iPhone 4S. Al precio que está este equipo, el “alijo” podría alcanzar en el mercado un valor de unos 15.000 euros (124.000 yuanes).

No es la primera vez que leemos noticias como esta que han publicado en la página de Xataka Móvil. Las historias sobre compra, reventa y tráfico de equipos de Apple ha sido una constante desde que la compañía de la manzana empezara a comercializar en este país sus equipos que, al precio que tienen y por lo solicitados que están, se han convertido en objeto de culto y por tanto en una forma de conseguir ingresos “extra” con su contrabando. De hecho, cuando se puso a la venta el iPhone 4S en China, los alborotos que se formaron en las largas colas fueron en parte provocados por personas que se dedican a comprar el máximo permitido para luego revenderlos y obtener así alguna ganancia.

iPhone 4S de contrabando

El caso que nos ocupa ahora es el de una madre que obligó a su hija de 12 años a pasar la frontera entre la región administrativa especial que conforma la ciudad de Hong Kong y sus alrededores y la China continental con un alijo de 30 terminales iPhone 4S. Para ir de un sitio a otro es necesario salir del límite de Hong Kong, atravesar el control de pasaportes y después la aduana con China. El nerviosismo de la niña parece que fue la causa de que la cachearan y es cuando se encontraron con un doble fondo bajo la ropa, hecho a medida, con los 30 smartphones de Apple, concretamente del modelo 4S.

El valor de los terminales

La única razón por la que la madre ideó un plan en el que involucró a su propia hija fue el dinero. Y es que el valor de estos terminales en el mercado puede alcanzar los 124.000 yuanes, cerca de 15.000 euros. Pero no os creáis que la madre se iba a quedar con todo este dinero, ni mucho menos. Según sus declaraciones, había recogido los equipos en Sheung Shui, al norte de Hong Kong, y le habían prometido 20 dólares de Hong Kong, unos 2 euros, por cada terminal que consiguiese pasar la frontera. No parece mucho dinero, pero en china 60 euros –si hubiese conseguido pasar la frontera– es una pequeña fortuna.

Contrabando de iPhone 4S en la frontera con Hong Kong

Escrito por R. Arranz

Comentarios