Apple y Samsung se sentarán a negociar un posible acuerdo

Generales

Han sido numerosos los enfrentamientos legales entre Apple y Samsung. Ambas compañías se han denunciado por infracción de patentes. Especialmente insistentes fueron las de la norteamericana, que alegaba que los Samsung Galaxy y Galaxy Tab eran excesivamente parecidos a sus dispositivos iPhone 4S o nuevo iPad. Sin embargo, podríamos estar, esta vez sí, ante el último episodio de esta larga historia.

El caso se ha extendido a lo largo y ancho del planeta, pero el duelo entre Apple y Samsung ha sido especialmente intenso en Europa (Alemania, Holanda e incluso España) y EEUU. No obstante, el litigio podría encontrarse en su punto final si las exigencias del juez que interviene en el caso logran que las multinacionales lleguen a un acuerdo.

Muchos de vosotros recordaréis las numerosas denuncias protagonizadas por coreanos y californianos. Éstos últimos insistían ante las autoridades de hasta 20 países que los productos de Samsung eran una copia de modelos como los iPhone y los iPad. Los de Cupertino arremetieron especialmente contra el Samsung Galaxy S y Galaxy S2, dos de los modelos más fructíferos por aquel entonces del fabricante asiático, en un acto por defender, dicen ellos, su propiedad intelectual. No obstante, tampoco se libraron de las denuncias otros dispositivos como las tabletas Galaxy Tab, con especial atención el modelo con pantalla de 10 pulgadas, el cual tuvo que someterse a un rediseño para evitar el parecido con la tableta de Apple, el iPad.

Ahora que el enfrentamiento también se ha trasladado a EEUU, un juez del distrito de Lucy Koh mediará entre ambas compañías en un acto de conciliación que está pactado para el mes de julio. En dicha reunión estarán los máximos dirigentes de Apple y Samsung, en la que se espera que se resuelvan las desavenencias causadas por el tema de las patentes. Sin lugar a dudas, el mejor resultado tanto para las compañías como para los propios usuarios sería que coreanos y californianos alcanzasen un acuerdo amistoso. Para los primeros ya que es conocida la estrecha relación que mantienen (Samsung proporciona un buen número de componentes a Apple para la fabricación del iPhone 4S y el nuevo iPad) y para los segundos, los usuarios, porque derivará en una competencia más saludable, sin limitaciones impuestas por las patentes, y por consiguiente, modelos más evolucionados en un corto espacio de tiempo. ¿Será cierto que estamos ante el cierre de un caso que se ha extendido más de la cuenta? Lo sabremos en julio, cuando ambas partes se reúnan y se conozca el resultado.

Escrito por Víctor Rodríguez