Philippe Starck hace el ridículo

Apple

El diseñador francés Philippe Starck se convertía en noticia la semana pasada tras unas declaraciones que nos dejaban un tanto extrañados. Según Starck, estaba inmerso en un proyecto autorizado por el mismísimo Steve Jobs que prometía un producto revolucionario.

Tras estas declaraciones recogidas por un medio francés, Apple desmentía que tuviese alguna relación con Philippe. ¿Qué es lo que le llevó a este reputado diseñador a pronunciarse de una manera tan explícita si la propia compañía niega relación laboral alguna? Ahora conocemos cuál era el producto tan revolucionario del que hablaba, pero poco o nada tiene que ver con los dispositivos de la firma de Cupertino.

Un yate de lujo. Ese era el proyecto que Philippe Starck se traía entre manos. ¿Y qué relación guarda el diseño de una embarcación con Apple? Ni más ni menos que Steve Jobs. Al parecer, tal y como recoge en su biografía, el que fuera cofundador de Apple quedó maravillado tras un viaje en crucero por el Mediterráneo y poco después se decidió a encargar su propia embarcación. El producto resultante será un yate de lujo con un diseño en el que predominaría el cristal como uno de los materiales estructurales.  Conocido el empeño de Jobs por el diseño de sus dispositivos, no es de extrañar que buscase algo parecido para su barco.

Es aquí donde entraría en escena Philippe Starck. De ahí que él mismo hablase del consentimiento de Steve Jobs. No es para menos, puesto que se trataba de un encargo personal… El caso es que el diseñador parisino ha creado falsas expectativas argumentando que trabajaba en  un producto revolucionario para Apple que estaría acabado en ocho meses cuando no era tal cosa. Si bien es cierto que ha matizado sus primeras declaraciones diciendo que se trataba de un proyecto privado para Steve Jobs (del que actualmente se encarga su esposa) la situación que ha provocado se ha dimensionado de forma notoria hasta el punto de quedar en evidencia

Escrito por Víctor Rodríguez