Primeras impresiones sobre el Nokia Lumia 900

Primeras impresiones sobre el Nokia Lumia 900

R. Arranz

Hasta el 3 de abril toda la información oficial que había distribuido Nokia sobre el esperado Lumia 900 sufría un embargo que mantenía en silencio a todos los especialistas que habían tenido acceso a estos datos privilegiados pero, una vez superada esa fecha, ya se han conocer y ver las primeras conclusiones de funcionamiento de este nuevo teléfono inteligente.

De todas las noticias que se están publicando sobre el nuevo Nokia Lumia 900, la que más nos ha llamado la atención ha sido la publicada por Jordan Crook, de Techcrunch, realizada a través de un vídeo, en la que este periodista cuenta cuáles han sido sus primeras impresiones tras utilizar durante varias jornadas este teléfono inteligente. La prueba se ha realizado sobre una unidad del Nokia 900 de serie, aclarando que no dispone del beneficio de los posibles errores detectados en las versiones “beta”.

Ver y tocar

Para Crook, el Nokia Lumia 900 tiene un aspecto innovador que, aunque acusa el exceso de plástico en la cubierta, mejora su estética al disponer de un acabado mate y bordes redondeados, algo voluminoso si lo comparamos con los competidores más directos, pero que permite una mayor comodidad de agarre y le aporta una cierta robustez al tacto. El resultado final es realmente lujoso, algo que se podía esperar de un terminal de la más alta gama de cualquier fabricante contemporáneo.

Impresiones sobre el Nokia Lumia 900

El motor de Microsoft

El sistema operativo Windows Phone cada vez alcanza más adeptos y Nokia, de manera exclusiva, ha implementado en la ROM algunas aplicaciones muy útiles para, además de no perder su identidad como desarrollador, garantizar a los usuarios incondicionales de la marca finlandesa una transición sosegada a WP7. Este es el caso, por ejemplo, de la aplicación existente para transferir los contactos.

Un terminal multimedia

Después de la contundencia con la que Nokia ha defendido la calidad y funcionalidad de su cámara integrada, el eventual probador que ha difundido este informe, reconoce que es bastante rápida para tomar fotos y agradece la existencia del botón del obturador físico, pero afirma que, definitivamente, no llamaría a la del Lumia 900 “la mejor cámara del mundo”. Si la calidad física de la imagen es la esperada, no está a la misma altura el histograma de los colores capturados, teniendo una cierta tendencia a abusar del tono amarillo.

Capítulo aparte merece la pantalla de 800 por 480 píxeles que, aunque es AMOLED y de 4,3 pulgadas, se muestra escasa para la capacidad gráfica de este terminal.