Apple vuelve a ser demandada por supuesta publicidad engañosa de Siri

Siri, el asistente personal del iPhone 4S vuelve a ser protagonista de una demanda judicial, que se suma a la que recientemente realizó un usuario de Nueva York, como en la anterior ocasión, esta vez ha sido presentada en los juzgados de Los Ángeles.

La razón de la demanda vuelve a ser la supuesta publicidad engañosa que realiza Apple sobre las posibilidades de su software. «A través de su campaña nacional de marketing multimedia, Apple difunde declaraciones falsas y engañosas respecto a la funcionalidad de las características de Siri», alega la demanda. «Por ejemplo, en muchos de los anuncios de televisión de Apple, los consumidores utilizan Siri para concertar citas, encontrar restaurantes, e incluso para aprender los acordes de la guitarra de canciones de rock clásico. En sus anuncios, Apple describe la forma de completar estas tareas indicando que sólo es necesario ‘preguntar’ a Siri para realizarlas.»

El demandante, David Jones, continúa indicando que, en modo alguno, esta tareas cuentan con la facilidad que Apple proclama: «los anuncios engañosos de Apple divergen mucho de la funcionalidad actual y del funcionamiento de Siri como ha sido experimentado por el demandante y sus compañeros» sostiene la denuncia que puntualiza «a menudo Siri no entiendió bien lo que el demandante pidió, o, después de una larga espera, la respuesta fue equivocada.»

Mismas razones que la demanda anterior

Es una demanda muy parecida a la que interpuso Frank M. Fazio en Nueva York, quien también alegaba que «en la vida real Siri no es como en los anuncios de televisión, porque cuando le da una indicación, la asistente dice que no lo entiende.» Sin las características de Siri, el iPhone 4S solo es un iPhone 4 más caro, aseveró Fazio, también representado, como Jones, por la firma legal Robbins Geller Rudman & Dowd. Tanto Jones como Fazio buscan con esta acción legal una indemnización económica por daños y perjuicios, tanto para ellos como para cualquier comprador del iPhone 4S.

Los recovecos de la justicia estadounidense permiten este tipo de acciones legales que en otros países serían impensables. Apple, como en la anterior ocasión, sigue dando la callada por respuesta y suponemos que se prepara para otra larga batalla legal a la que se irán sumando nuevos demandantes, otro de los objetivos del bufete de abogados que representa a los usuarios.

6 Comentarios