Apple se compromete a fabricar el iPhone 5 en las mejores condiciones de trabajo

Tras los múltiples incidentes que ha tenido Apple en sus fábricas, la compañía ha adquirido el compromiso de mejorar radicalmente las condiciones de trabajo de sus empleados. Lógicamente, con el beneplácito de Foxconn, su principal socio, encargado de hacer el iPhone 5.

Este tema no es nuevo ya que algunas de las fábricas chinas donde Apple produce sus componentes han tenido incidentes que han puesto en evidencia las malas condiciones en que los empleados estaban desarrollando su trabajo. Como consecuencia de estos hechos, la Fair Labor Association (FLA) realizó un estudio sobre las condiciones de trabajo en las plantas chinas de Foxconn, el socio más importante de Apple en China. Ahora, la asociación ha publicado las conclusiones de su pormenorizada investigación en las que se olvida de las buenas palabras y condena directamente a las compañías, pintando un panorama bastante negro.

Más horas de la cuenta

La FLA se encontró con que el pasado año las tres fábricas habían violado no solo el código sobre horas de trabajo extra que tiene establecido esta asociación, sino también los límites legales que imponen las autoridades chinas de 36 horas extra por mes. En las épocas donde se producían puntas de trabajo, la FLA ha comprobado que los empleados de estas plantas habían trabajado más de 60 horas a la semana de media y mucho más de siete días consecutivos, sin descansos.

Compromiso Apple y Foxconn

Con datos como estos en la mano, parece ser que la Fair Labor Association ha conseguido un acuerdo de Apple y Foxconn para mejorar radicalmente las condiciones de trabajo de sus empleados en las fábricas en China. Concretamente, Foxconn se compromete a cumplir la normativa de la FLA, así como la normativa china aprobada en julio de 2013 que incluye la disminución del número de horas extra al mes de 80 a 36. Asimismo, se compromete a aumentar los salarios y a contratar a los trabajadores que sean necesarios para mantener los niveles de producción actuales, sin explotar a los que ya tiene. También está previsto que se mejoren las condiciones de seguridad y salubridad en las fábricas y residencias.

Tras conocer el informe y el compromiso adquirido por Apple y Foxconn, hemos leído en algunas páginas que es posible que todas estas lógicas mejoras se puedan sentir en el resto de países en forma de ligero aumento en el precio de los productos de Apple. Es posible, pero en el fondo, lo que importa, es que en china se deje de explotar y pagar sueldos miserables a los trabajadores para obtener grandes beneficios basados en un coste de fabricación mínimo.