El iPhone 5 tendrá pantalla Retina de 4,6 pulgadas según Reuters

La agencia Reuters ha informado, aludiendo a un reportaje publicado en un medio –Maeil Business Newspaper– en Corea del Sur, que el nuevo iPhone de Apple, el que apodamos como “5”, vendrá con una pantalla Retina de nada menos que 4,6 pulgadas. Recordemos que la del iPhone 4S, su predecesor tiene un tamaño de 3,5 pulgadas.

Pero eso no es todo, ya que el mismo medio al que alude la agencia de noticias Reuters dice que el iPhone 5 estará listo para el lanzamiento en el segundo trimestre de este año, cuando todas las apuestas apuntan a después del verano. Según el periódico coreano Maeil Business Newspaper, Apple ha decidido dotar a su nuevo terminal inteligente de una pantalla gigante, comparada con las 3,5 pulgadas de su predecesor y la prueba de estas declaraciones es que la compañía de la manzana ha comenzado a hacer pedidos a sus proveedores habituales, LG Display y Samsung Electronics Co, los cuales, por cierto, han declinado hacer comentarios sobre este tema.

Prototipo de iPhone 5

Llegados a este punto, introducimos un dato más y es que las ventas del iPhone, cuyo primer terminal llegó al mercado en 2007 con su pantalla táctil y un sistema de manejo tan intuitivo y sencillo, representan aproximadamente la mitad de las ventas mundiales de Apple. Es decir que la compañía de la manzana tiene en sus smartphones una fuerza de ventas bestial porque consiguió desde el principio que sus terminales fueran muy fáciles de manejar mediante un sistema que fue adoptado rápidamente por sus rivales.

¿Una pantalla de 4,6 pulgadas?

Independientemente de lo que diga la agencia Reuters, la pregunta que nos hacemos ahora es si tiene sentido aumentar el tamaño de la pantalla del nuevo iPhone que llegará este año. Porque estamos hablando, no de aumentar ligeramente la pantalla, sino de pasar de 3,5 a 4,6 pulgadas. Bien, pues si pensamos en que le iPhone es una de las fuerzas de venta de Apple y si nos fijamos en el camino que están tomando sus competidores, la respuesta es que sí tiene sentido. Pensemos, por ejemplo, en Samsung, cuyos Galaxy S no bajan de las 4 pulgadas y que a medida que la gama ha ido avanzando, el tamaño de la pantalla ha ido aumentando. Es más, se espera que el Samsung Galaxy S III venga con un display de 4,7 pulgadas.

Por otro lado, pensemos que la pantalla Retina de alta definición (1.536 por 2.048 píxeles), con una concentración de píxeles mayor en una misma zona, ya está presente en la última tableta iPad que ha presentado Apple y por tanto, el iPhone 5 podría ser el primer terminal de la gama en implementarla. Si estas previsiones se cumplen, incluida la fecha que hemos mencionado al principio de la noticia, estaremos ante una nueva revolución de la compañía de la manzana.