El Samsung Galaxy S3 llevará un procesador Exynos de cuatro núcleos

El que será el nuevo buque insignia de la marca, el Samsung Galaxy S III cuyo lanzamiento está cerca, llevará un procesador Exynos de cuatro núcleos en su interior. No es la primera vez que leemos noticias sobre esta posibilidad, pero sí es la primera vez que lo confirma un ejecutivo de la propia multinacional coreana.

Por cauces no oficiales, un ejecutivo de Samsung ha confirmado que el nuevo Galaxy S III integrará un procesador Exynos de cuatro núcleos y que soportará tecnología LTE y WCDMA. Así lo ha confirmado la página Korea Times, datos de los que se han hecho eco otras webs como BGR o Unwired View que le han dado credibilidad a este dato. De hecho, desde BGR, ya el mes pasado, se informó de que el nuevo súper smartphone de Samsung contaría con un procesador de cuatro núcleos Exynos a 1,5 GHz, así como con una pantalla de 4,8 pulgadas de alta definición y dos cámaras, la principal de 8 megapíxeles y la frontal de 2 megapíxeles. Además, BGR también mencionaba en su día que vendría con soporte para redes LTE (4G), que tendría una carcasa cerámica y que, por supuesto, implementaría la última versión del sistema operativo de Google, la 4.0 conocida como Ice Cream Sandwich.

El Samsung Galaxy S3 con procesador Exynos

El ejecutivo de Samsung que ha filtrado el hecho de que el Galaxy S III vaya a venir con un procesador Exynos de cuatro núcleos, ha comentado también que la multinacional coreana pretende distanciarse de Qualcomm, compañía que ya ha aportado soluciones de un solo núcleo a dispositivos de Samsung. Tanto es así que los coreanos tienen un acuerdo firmado hasta 2024 con Qualcomm como proveedor de soluciones de procesador de un solo núcleo.

La razón

Además de filtrar el hecho de que el futuro Galaxy S III venga con un procesador Exynos con cuatro núcleos, el ejecutivo de Samsung ha ido un poco más allá y ha mencionado las razones por las que su compañía dejaría de lado a Qualcomm. Según sus declaraciones el hecho de que los procesadores de esta empresa fueran muy estables y facilitaran las actualizaciones, eran razones más que suficientes para convertirse en proveedor, pero en sus propias palabras “eso es una vieja historia”. Es decir que en el actual mercado hay procesadores capaces de conseguir un rendimiento tan bueno como los de Qualcomm.

El procesador Exynos de cuatro núcleos usa el proceso de 32 nm en comparación con las CPUs Exynos actuales que utilizan el de 42 nm, un detalle que permitirá al nuevo procesador obtener un mejor rendimiento (un 26% más) pero sobre todo, una optimización de la batería (en un 50%), el caballo de batalla en los teléfonos inteligentes.