Movistar empieza a vender terminales de segunda mano

Movistar empieza a vender terminales de segunda mano

R. Arranz

La estrategia comercial de Telefónica está cambiando. Primero eliminaron las subvenciones y regalos de terminales para clientes que llegan de otras operadoras, y ahora Movistar ofrece a sus clientes equipos de segunda mano. El programa se llama “Terminales como nuevos”, todos ellos han sido revisados antes de la venta y tienen un año de garantía.

La idea de la puesta en marcha de este programa de Movistar es que los clientes de la operadora puedan sustituir su terminal por otro de segunda mano y de gama superior, revisado y comprobado previamente, por un precio muy interesante. El primer ejemplo llega con el Samsung Galaxy S II, un equipo que supera los 400 euros en el mercado libre y que desde el 12 de marzo se podrá adquirir dentro de este programa por 319 euros en 29 tiendas Movistar.

De dónde salen estos equipos

Según informa El País, Movistar se los compra a clientes que los han usado durante un tiempo y quieren cambiar su teléfono por otro. Tras someterlos a un proceso revisión técnica donde se comprueba que funcionan correctamente, se limpian y eliminan todos los datos de su anterior dueño. Además, se les instala la última versión disponible del sistema operativo.

Los primeros teléfonos que se van a comercializar provienen fundamentalmente de abonados de Telefónica en otros países. Según dice la propia operadora, a medida que avance el programa de renovaciones de terminales en España, el stock vendrá del mercado nacional. Por tanto, el proceso comienza cuando un cliente de Movistar decide cambiarse de equipo y entregar el suyo a cambio. Lo máximo que podrá conseguir por él son 245 euros. Desde allí, el terminal tiene que pasar la mencionada revisión técnica –en todos los aspectos, teclado, pantalla, batería (se sustituye por una nueva si estuviera defectuosa) y software– y someterse a una limpieza, incluyendo el borrado de cualquier dato del antiguo propietario. Ya hemos mencionado que tras esto se actualiza la versión del sistema operativo.

Samsung Galaxy S II con Movistar

Entonces, el equipo recién “limpio” se empaqueta y se pone a la venta en los puntos de distribución oficiales de Movistar –29 para ser exactos repartidos en todo el territorio nacional– por un precio más asequible y con el año de garantía que cubre reparación, cambios de piezas y teléfono de sustitución en caso de avería. La compra de este terminal de segunda mano se puede realizar al contado o mediante financiación (20 euros al mes) a través de Finconsum de La Caixa. Telefónica asume el coste de los intereses de dicha operación.

Cambio de estrategia

Desde el 1 de marzo se acabaron las subvenciones y los regalos de terminales para aquellos que se cambian de operador. En este cambio de estrategia comercial se encuentra también este programa de terminales de segunda mano y el hecho de que la operadora esté estudiando un programa de puntos –para cambiarlos por terminales– para aquellos clientes que tengan contratado algún servicio con Telefónica como la línea fija, el ADSL o Imagenio y se den de alta en el móvil.