Movistar impulsará la financiación sin intereses para la adquisición de smartphones

Es definitivo. Movistar dice adiós a la subvención de teléfonos móviles, pero en su lugar implantará un sistema de financiación sin intereses para facilitar a sus clientes la adquisición de todo tipo de teléfonos. Asimismo compensará a los usuarios hasta con 245 euros por entregar terminales usados.

Desde hace meses se viene gestando entre los operadores un modelo de negocio diferente. Hace unos años, cuando el mercado de los smartphones recién empezaba a mostrar los primeros síntomas de crecimiento, se encontró en la subvención de este tipo de teléfonos la fórmula más efectiva para captar nuevos clientes. Sin embargo, el boom experimentado por los terminales de alta gama ha terminado por descompensar la balanza.

Un sistema “insostenible”

Permanencias más largas, mayor coste de los teléfonos y tarifas obligatorias durante un tiempo determinado, normalmente asociado a la permanencia en la compañía, no han sido medidas suficientes para que Movistar mantenga la subvención de terminales de alta gama. Así lo anunciaban desde la cúpula directiva de la operadora azul durante estos días. La decisión es definitiva y a partir del 1 de marzo no habrá planes de precios especiales para adquirir smartphones.

Sin intereses

Sin embargo, el cambio de estrategia comercial favorecerá la instauración de un nuevo sistema de venta de smartphones. Según ha trascendido en Adslzone, Movistar fomentará la adquisición de teléfonos mediante financiación sin intereses. Es decir, el usuario podrá comprar el terminal libre que desee y pagarlo en plazos que se podrán extender hasta en un máximo de 18 cuotas mensuales de, por lo menos, 10 euros. El préstamo será gestionado por la financiera de La Caixa, Finconsum, y no será necesaria la presentación de nóminas ni documentos similares para su aprobación. El porcentaje de intereses correrá a cargo de la propia operadora.

Recompra

Además de la financiación sin intereses, Movistar primará a sus nuevos y antiguos clientes que accedan a la compra de un terminal con una compensación económica de hasta 245 euros si entregan otro teléfono a cambio. Tan solo habrá que dirigirse a cualquiera de los puntos de distribución de la operadora. Allí se tasará el terminal. Si el teléfono entregado es BlackBerry o Sony Ericsson, se sumarán 30 euros adicionales.