Las patentes de Apple sugieren un iPhone 5 3D

Las patentes de Apple sugieren un iPhone 5 3D

Víctor Rodríguez

El hecho de que Apple acabe de recibir la aprobación de una serie de patentes relacionadas con las pantallas 3D hace presagiar la aparición de un iPhone 5 3D. El innovador sistema permitiría al usuario visualizar la interfaz tridimensional en todo momento, sin importar el ángulo de visión.

Aunque la presencia de la tecnología 3D en los smartphones actualmente es reducida, es fácil que en los próximos meses tengamos novedades. Ya sabemos que LG está centrada en el sustituto del LG Optimus 3D y existe la posibilidad de que otras marcas sigan el mismo camino que los surcoreanos. Se mencionó a Samsung y su Galaxy S3, pero también hubo una temporada en la que sonaba un proyecto de Apple para llevar las tres dimensiones a la pantalla de su futuro iPhone 5.Interfaz gráfica 3D de Apple

Una idea que no se puede descartar

Ahora esa hipótesis toma más fuerza pues la solicitud de Apple para registrar una patente se realizó el mes de abril de 2011 y ha tenido respuesta esta misma semana. Si tenemos en cuenta de que el próximo iPhone aparecería en el mercado en verano, la firma tendría tiempo de aplicar su tecnología ya patentada. El resultado sería un iPhone 5 3D con un sistema de visión mucho más completo que el ofrecido por los actuales smartphones con pantallas Parallax Barrier.

Interfaz “milagrosa”

Según se desprende de la publicación de la oficina de patentes de EEUU, Apple habría ingeniado una interfaz gráfica capaz de ofrecer una imagen en tres dimensiones desde diferentes ángulos y sin necesidad de gafas. Sin duda un avance de interés pues éste es uno de los puntos flacos de modelos como el LG Optimus 3D y HTC EVO 3D. Si el usuario quiere apreciar las imágenes en relieve, es necesario fijar la mirada sobre la pantalla bajo un ángulo concreto pues de lo contrario no se experimentará la sensación de profundidad.

Dicha interfaz 3D de Apple contaría con varios sistemas para conseguir que la imagen 3D se lograse desde casi cualquier punto. La primera sería gracias a los sensores del teléfono como acelerómetro, brújula o giroscopio. El movimiento detectado por éstos sería interpretado por el software de la firma para posteriormente ofrecer una perspectiva diferente. Sin embargo, un segundo sistema ayudaría a perfeccionar la imagen 3D y asimismo superar el rendimiento que ofrece la consola Nintendo 3DS. El iPhone 5 estudiaría la posición y movimiento de los ojos del usuario mediante la cámara frontal para adecuar la interfaz creando imágenes en perspectiva e incluso aplicando sombras dependiendo del ángulo de visión.