Fotos de un posible Samsung Galaxy S3 con pantalla flexible aparecen en la Red

Ya sabemos que no veremos al Samsung Galaxy S III en el Mobile World Congress de Barcelona. Más allá de este dato, la mayoría de la información que tenemos de él son solo rumores y filtraciones como la de esta foto, llegada desde la página China XDA, en la que se nos muestra un prototipo de Samsung con pantalla curvada y flexible.

Dado que el Samsung Galaxy S III no va a presentarse al mundo en el MWC que se celebra en menos de un mes, muchos han sugerido que el terminal no estaba listo para su lanzamiento. De hecho, se ha dado una fecha un tanto imprecisa, “antes del verano”. Como no se sabe el momento ni el lugar de la presentación, siguen llegando especulaciones, principalmente desde Asia. En este caso es la web de noticias XDA en China la que ha filtrado la imagen de un prototipo con la peculiaridad de tener una pantalla curvada y flexible, sobre el que se ha preguntado si podría ser el Samsung Galaxy S III.

Prototipo Samsung Galaxy S3

El hecho de que el terminal pueda tener una pantalla flexible no es extraño para Samsung ya que la multinacional coreana lleva investigando años esta tecnología así como la posibilidad de implementación en dispositivos como los teléfonos inteligentes o las tabletas. Es más, mostró sus prototipos de pantallas el año pasado sugiriendo la posibilidad de verlas funcionando sobre dispositivos móviles este año que acaba de empezar.

Así, las imágenes filtradas que hemos conocido a través de VR-Zone tienen una pantalla curvada de estas características y con el logotipo de Samsung en la parte superior de la zona frontal. Con esto detalles y teniendo en cuenta que se espera mucho del Galaxy S III, no es extraño que en XDA hayan pensado que pueda tratarse de este terminal. Sin embargo, son solo rumores.

Lo que se ha filtrado hasta ahora

Vamos a hacer un resumen de las prestaciones que puede traer el Samsung Galaxy S III. Para empezar, se supone que vendrá con un procesador Exynos de dos o cuatro núcleos a 1,8 GHz. Vendrá acompañado de una memoria interna de 16 ó 32 GB con una RAM de 2 GB y de una pantalla de 4,6 pulgadas Súper AMOLED Plus de alta definición (1.280 por 720 píxeles). Se da por hecho, y parece lógico, que venga con Android 4.0, Ice Cream Sandwich. A todo esto hay que añadir que será LTE (4G), que vendrá con una cámara principal de 12 megapíxeles con capacidad de grabación en alta resolución a 1080p y 30 fps y que implementará todas las formas de conexión posibles hasta la fecha, desde el Wi-Fi hasta el Bluetooth pasando por el DLNA y posiblemente NFC.