El jailbreak y los roots podrían ser ilegales en febrero

Pese a lo que pueda parecer, realizar el jailbreak de un iPhone o el root de un Android es algo plenamente legal, aunque pueda acarrear la pérdida de la garantía, pero esto puede cambiar radicalmente en las próximas semanas, al menos en EE.UU.

El jailbreak y el root no han sido siempre legales, aunque tampoco han sido ilegales del todo. Allá por julio de 2010 se resolvía el litigio cuando la Oficina de Derechos de Autor en Estados Unidos añadía a la DMCA (Digital Millennium Copyright Act) una excepción a la norma que admitía la legitimidad de estas dos actuaciones de los usuarios, amparándose en la libertad de éstos a hacer lo que estimen oportuno con sus propios dispositivos si no se lucraban con ello y no violaban ningún copyrigth de los fabricantes.

El problema es que esta excepción tiene fecha de caducidad y en febrero de 2012 hay que volver a decidir si sigue vigente o no. Para lograr su renovación, la Electronic Frontier Foundation esta recabando firmas para hacer una petición conjunta a la Oficina de Derechos de Autor americana en un intento de evitar su derogación.

Es una ley americana que se dejaría sentir en todo el mundo

Las repercusiones, pese a ser una ley norteamericana, nos alcanzaría hasta Europa. En el caso de que no se consiga renovar esta excepción se podrán emprender acciones legales tanto contra los que realizan los sistemas de jailbreak y root como con aquellos que los utilizan para liberar sus smartphones. Muchos miembros de equipos como Chronic Dev Team, iPhone Dev Team están en EE.UU. y podrían ser perseguidos por Apple tanto por el reciente Absinthe como por el resto de sus desarrollos. La scene alrededor de iOS, si en Cupertino se toman en serio la persecución de sus miembros, podría sufrir un parón considerable ya que los desarrolladores deberían pensárselo dos veces si no quieren acabar frente a una corte judicial.

Apple tiene ganas a los jailbreakers

Hasta ahora los fabricantes sólo podían recurrir a la extinción de la garantía si un usuario modificaba el hardware o software de sus equipos. Apple, en especial, siempre ha mostrado una postura muy enfrentada al movimiento jailbreaker ya que, según sus propios comunicados «el objetivo de Apple siempre ha sido asegurar que nuestros usuarios tengan una gran experiencia con sus iPhone y el jailbreak deteriora gravemente éstos último.»

En Android el ambiente es más relajado

Si bien en el ámbito de Apple el panorama es más serio, el bando Android ve esto con mucha más tranquilidad ya que fabricantes de primer orden como Sony Ericsson, Motorola o HTC liberan periódicamente el código de sus terminales e incluso animan a la comunidad para que mejore y modifique a su gusto sus sistemas.

 

14 Comentarios