Siguen los problemas de HTC Sense con la actualización a Gingerbread

Los usuarios del HTC Sense siguen sin poder resolver los problemas en sus terminales desde la actualización a Android 2.3. A pesar de los meses que lleva la actualización disponible y de que la salida oficial de la versión data de hace más de un año, los sufridos poseedores de un HTC Sense siguen sin encontrarse satisfechos.

 Como algunos blogs indican puede tratarse de un problema de gestión de la memoria, lo que parece un hecho es que el launcher en este modelo sigue sin funcionar satisfactoriamente. Los problemas más comunes son reinicios esporádicos del componente al volver a la pantalla principal y en casos extremos hasta una restauración de todo el sistema a la configuración de fábrica.

HTC está en ello

El problema viene de lejos y está reportado debidamente a los responsables desde hace tiempo, por lo que hace pensar que en HTC llevan meses preparando la debida actualización que corrija el bug. También es más que probable que la solución no todo lo sencilla que les hubiera gustado y de ahí el retraso tan molesto para los usuarios en dar con una solución por parte de la marca.

Soluciones temporales

A pesar de ello, por la red circulan ya varias maneras de solucionar los problemas del Sense con Gingerbread, a la espera de la solución oficial. A continuación os detallamos algunas de ellas:
Cambiar el launcher oficial por otro: ADW, Go o Launcher Pro pueden resolver el molesto problema con este componente.
Reducir el uso de widgets en los escritorios: Se recomienda usar el mínimo número de widgets para optimizar el comportamiento del escritorio y su excesivo consumo de memoria.
Para los que tengan acceso como root: Se ha comprobado que el comando “echo ro.HOME_APP_ADJ=1 >/data/local.prop” es también muy eficaz para combatir los problemas de memoria del Sense.

La opción de Roms

En casos extremos y para los más aventurados siempre queda la sustitución del sistema operativo por una de las roms alternativas disponibles en Internet. Sea cual sea la solución que os parezca más adecuada parece lógico que una respuesta oficial de HTC sobre el problema no debería tardar en aparecer por el bien de sus clientes.