Samsung confirma que las fotos del Galaxy S3 son falsas

Samsung confirma que las fotos del Galaxy S3 son falsas

R. Arranz

El viernes pasado un tal Iván Ilchenko filtraba desde Vkontakte, una de las redes sociales rusas más populares, una imagen del Samsung Galaxy S3 y algunas de sus prestaciones. Se suponía que esta información se había filtrado desde dentro de la propia multinacional. Bien, pues Samsung en Rusia ha confirmado que esta imagen es falsa.

Desde la página web Concept Phone se confirma que la imagen del Samsung Galaxy S3, de la que ya dudábamos el viernes, es falsa. Esta página ha recibido un correo electrónico de Samsung en Rusia, confirmando que la imagen es falsa, y que se trata en realidad de un concepto de terminal aparecido en la sección “Imagined Phones” del grupo “Samsung Phones Owners’ Club” en la red social rusa VKontakte.ru. Esta sección contiene diseños “no oficiales”, donde los productos son ficticios y surgen de la imaginación de los miembros del club. Concretamente, el párrafo en inglés emitido por Samsung desde Rusia dice: “The mock-ups, published in the article on Concept-Phones.com, were posted in the “Imagined Phones” section of “Samsung Phones Owners’ Club” group on VKontakte.ru. This section contains unofficial artworks and designs, created by group members, and are products of pure imagination, sometime even a joke”. Así que la espectacular imagen que vimos el viernes del que podría ser el Samsung Galaxy S3 no es realidad, aunque la verdad, tiene un aspecto soberbio.

Tal y como se filtró la imagen y los datos que se le presuponían, el S3 sería un súper smartphone. Según el creador de este concepto, el Galaxy S3 tendría una pantalla Súper AMOLED HD (1.280 por 720 píxeles) de 5 pulgadas, cuando la del Galaxy S2 es de 4,3” con una resolución de 800 por 480 píxeles. Vamos que le puso un pantallazo que se conseguía aprovechando el marco del terminal, algo que ya hemos visto en otros fabricantes, para no tener que aumentar demasiado el tamaño del equipo. El grosor de hecho, se le presuponía de 9 milímetros, cuando el del Galaxy S2 es de 8,5 mm. Por supuesto, el S3 tendría que venir con la última versión de Android, ICS, nada raro por otro lado, aunque sí lo es que pudiera funcionar también con Bada, el sistema operativo propio de Samsung. El OS vendría acompañado de la interfaz de usuario TouchWiz 5.0 (cuando la del Galaxy S2 es la 4.0). Con estas prestaciones ya sería un súper teléfono inteligente, pero es que además, el creador también le añadió: un procesador de cuatro núcleos a 1,5 GHz; una cámara principal de 12 MP y otra secundaria de 2 MP; una memoria interna de 32 o 64 GB y soporte para tarjetas micro SDXC; un lápiz óptico; 4G LTE y NFC; y también una conexión USB 3.0. Vamos, un telefonazo. Así que nos quedamos con el concepto y veremos qué es lo que nos depara el futuro.