Los Sony Ericsson Xperia ofrecen 50 GB de almacenamiento gratuito

Generales

Si eres usuario de un Sony Ericsson Xperia con sistema operativo Android podrás conseguir nada menos que 50 GB de almacenamiento gratuito en la nube, a través de Box.net, y para toda la vida. Solo hay que seguir un sencillo proceso de instalación de una aplicación en el terminal Xperia.

Sony Ericsson ha decidido premiar de alguna manera a los que han confiado en los dispositivos Xperia. La forma en que se le ha ocurrido hacerlo es con 50 GB de almacenamiento gratuito en la nube a través de Box.net y además, de por vida. Para conseguir estos GB solo hay que descargarse la aplicación de Box.net (de Android) en el terminal Xperia y registrarse para tener acceso a una cuenta.

En la información suministrada por Sony Ericsson no está muy claro si la oferta está disponible para todos los usuarios de Xperia en el mundo o solo para los de Reino Unido como sugiere el link de nuestra “Fuente”. En cualquier caso, la oferta es limitada en el tiempo: tienes hasta el 31 de diciembre de 2012 para darte de alta y solicitar los 50 GB de almacenamiento gratuito en la nube. Por cierto, este tipo de oferta no es nueva porque Box.net también ofrecía el mismo espacio para los iPhone, iPad e iPod hasta este viernes, 2 de diciembre.

Xperia-Boxnet-WEB

Este tipo de acciones son muy interesantes ya que cada vez se está extendiendo más el uso de la nube como sistema de almacenamiento virtual. El hecho de que dispongamos, no de 5 GB, sino de 50 GB para guardar lo que queramos, nos da un margen muy grande para tener un dispositivo móvil verdaderamente operativo. Con este sistema podemos almacenar, recuperar o editar archivos desde cualquier equipo con conexión a la Red. En el caso de Box.net y los Xperia es necesario hacerlo a través de una aplicación que hay que descargarse en el smartphone y con una cuenta a nuestro nombre. Lo mejor, además de la capacidad, es que es gratuito y de por vida, es decir, que una vez que nos hemos registrado no tiene fecha de caducidad.

Fuente

Escrito por R. Arranz