Una excursión en vídeo por el hardware del Galaxy Nexus

Una excursión en vídeo por el hardware del Galaxy Nexus

R. Arranz

En Reino Unido, los usuarios ya tienen la posibilidad de adquirir el nuevo Samsung Galaxy Nexus con sistema operativo Android 4.0, Ice Cream Sandwich, razón por la que hemos empezado a ver muchos vídeos de lo que nos ofrece este nuevo terminal, tanto su interior como su exterior.

El vídeo que os presentamos es de Pocketnow y simplemente nos muestra el Galaxy Nexus desde el momento que sale de la caja hasta que podemos apretar el botón de encendido para ponerlo en marcha. Lo primero que hay que comentar sobre este equipo y la protección de sus pantalla es que, aunque no tenga Gorilla Glass –marca comercial–, es igualmente resistente (“oleophobic surface”) a arañazos. Y dicho esto, los chicos de Pocketnow han sacado de la caja su Galaxy Nexus, le han quitado los dos plásticos que cubren la parte frontal y posterior para descubrirnos un terminal sencillo y simple.

Detalles

Así, en el frontal, salvo la pantalla Súper AMOLED de 4,65 pulgadas a 1.280 por 720 píxeles con ese cristal curvado que le caracteriza, solo encontraremos el altavoz y la cámara frontal. En la parte superior del Galaxy Nexus no hay nada, ninguna conexión. En el lateral derecho aparece el botón de encendido y tres puntos que presuponemos serán conexiones para accesorios compatibles. En el lado izquierdo, el control de volumen. Y en la parte inferior está la conexión tipo “jack” de 3,5 milímetros para auriculares, el micrófono y el puerto micro USB que sirve para tres cosas: carga, transferencia de datos y como salida HDMI.

Parte trasera

Por detrás, lo primero que destaca es la textura de la tapa para mejorar el agarre del equipo. En la parte de abajo se puede ver el altavoz posterior y arriba la cámara principal de 5 megapíxeles con auto enfoque y flash de LED. Lógicamente para hacerlo funcionar necesitamos poner la batería y la tarjeta SIM. La apertura de la tapa posterior no parece tener ningún misterio y allí aparece el espacio para la batería. Recordemos que la capacidad de esta no es la misma para los dispositivos en HSPA+ (1.750 mAh) que LTE (1.850 mAh). No hace falta quitar el acumulador para poner la SIM y no existe ranura externa para tarjetas de memoria ya que como mínimo, en la versión HSPA+, vamos a tener 16 GB de almacenamiento interno (la versión LTE tiene 32 GB). Y colocada la batería y la SIM, el teléfono ya está listo para funcionar, eso sí, haciendo una breve referencia al diseño que permite un buen agarre, con fácil acceso al control de volumen con nuestro primer dedo.

Y a la espera de que llegue a Estados Unidos, ya han aparecido las primeras noticias de que Expansys USA dice tenerlo, libre, por 750 dólares (unos 560 euros), con AT&T y T-Mobile. Se supone que la versión para Verizon debería salir también en estos días.

Fuente: Pocketnow