Apple quería tener una red WiFi mundial para no depender de los operadores

Apple

Durante la celebración de un seminario en Seattle, John Stanton, presidente de Trilogy Partners, dijo que solía hablar con Steve Jobs sobre una idea que le rondaba por la cabeza, consistía en crear una red inalámbrica propia y operada por Apple. De esta forma, la compañía de la manzana no tendría que depender de los operadores.

Según John Stanton, que trabajó con Steve Jobs entre 2005 y 2007, el que fuera CEO de Apple, quería “reemplazar a los operadores”. Para ello Stanton invirtió mucho tiempo hablando con Jobs sobre cómo podría llevarse esta idea a la práctica, utilizando, inicialmente, la tecnología Wi-Fi, libre de licencias. Lo que no está tan claro, según Stanton, es cómo de avanzado estaba este proyecto o cuáles eran las intenciones finales de Jobs. El que fue CEO de Apple se las arregló para, por decirlo de alguna manera, meter miedo a los operadores ya que, tras rechazar su idea de tener una red propia en 2007, el iPhone comenzó a estar disponible a través de las mayores operadoras en Estados Unidos y en todo el mundo.

Compañías como Apple o Google mueven una gran variedad de software y servicios, y tienen la fuerza y el poder suficiente como para poder negociar con los operadores. Por eso, John Stanton, durante el mencionado seminario, aconsejó a las operadoras que asumieran ciertos riesgos con los nuevos teléfonos y servicios en lugar de volcar toda su operatividad en una oferta cerrada y establecida de antemano.

Así, según la enseñanza del párrafo anterior, el propio Stanton cuando era director de Voicestream, ahora T-Mobile, invirtió con su compañía en Danger, la empresa que inventó el dispositivo llamado Sidekick, y también realizó una pequeña inyección de capital en RIM. Estas inversiones tenían su razón de ser ya que, de esta manera, su compañía tendría acceso a dispositivos únicos. La experiencia de John Stanton en el mundo de las comunicaciones queda fuera de toda duda. Solo con leer el párrafo que escribimos a continuación, nos damos cuenta de que ha formado parte de los comienzos de algunas de compañías de telecomunicaciones más grandes de América. Así, fue el primer empleado de McCaw Cellular, la primera compañía de telefonía móvil de carácter nacional en Estados Unidos que después se convirtió en AT&T Wireless. Luego se pasó a las filas de Western Wireless, un operador local que inició Voicestream, empresa que como hemos mencionado antes fue adquirida por Deutsche Telekom para convertirse en otro gigante, T-Mobile. Mientras tanto Western Wireless fue comprada por Altel.

Fuente: Computerworld

Escrito por R. Arranz