Por qué la batería del iPhone 4S siguen fallando en iOS 5.0.1

Tras la actualización a iOS 5.01, los problemas con la batería se mantienen, lo que presagia un proceso como el del «antennagate» de su antecesor. Los últimos test por parte de algunos expertos apuntan a que el problema está en series de iPhone con hardware defectuoso y no en un simple bug de software.

Apple prometió que con una simple actualización de iOS a la versión 5.0.1 se solucionarían los problemas de batería de su último smartphone. Pues parece que no es así ya que los  iPhone 4S, aún con la última iteración de iOS, que tenían problemas siguen descargando su batería inusualmente rápido, tanto que en ocasiones no llegan a aguantar ni una jornada de trabajo algo movida.

Pruebas del portal ZDNet apuntan a un fallo de fábrica

Si bien en un primer momento se apuntó a una mala gestión de iOS de componentes como el gestor de notificaciones o el misterioso LED de infrarrojos de Siri, desde ZDNed han realizado diversos test que concluyen que el problema está en el hardware de cada teléfono individualmente. Esto quiere decir que la compra de un iPhone 4S se convierte en una suerte de lotería en la que hay que rezar para que no nos toque una unidad defectuosa.

Si un iPhone 4S tiene problemas de batería, los sigue teniendo con iOS 5.0.1
El test realizado se ha hecho con sendos iPhones 4S comprados a la vez, ambos actualizados a iOS 5.0.1 y los dos con AT&T. La única diferencia es que uno de ellos no ha presentado problemas de batería con iOS 5  y el otro sí, repitiéndose el mismo caso cuando actualizaron ambos terminales, lo que lleva a pensar que el problema va más allá del sistema operativo de Apple.

Incluso, en la prueba se realizó el proceso de restaurar el terminal que funcionaba bien con la copia de seguridad del sistema del que consumía su batería más rápidamente, y viceversa. Si el problema del consumo de batería estaba en el software, esto habría hecho saltar el problema de uno a otro, pero no fue así. El que siempre funcionó bien continuaba haciéndolo pese a contar con el software del que presentaba problemas, que seguía con ellos incluso con un iOS supuestamente estable.

El «batterygate» toma fuerza

Una prueba más de que algún elemento físico en ciertas series de iPhone 4S es lo que está dando problemas, un problema que nos hace recordar, inevitablemente, la polémica de la cobertura y el posterior «antennagate» del iPhone 4. De confirmarse este punto, Apple puede tener un grave problema ya que, si son honrados, deberían identificar que es lo que hace fallar a unos terminales y a otros no y ofrecer un programa de recambio de terminales que, recordemos, no son, ni por asomo, un producto barato.

Fuente: ZDNet