iPhone 4S antenagate a la vista

En medio de las disputas, denuncias y querellas que viven Samsung y Apple en los tribunales, la web GSMArena ha publicado una información en la que se demuestra que la antena que usa el nuevo iPhone 4S podría ser motivo de denuncia por parte de Samsung.

La antena del nuevo iPhone 4S, que en realidad son dos, se caracterizan por tener un nuevo diseño que además de evitar males pasados cuando cogemos el terminal con cualquiera de nuestras manos, aportan algo más. Estas antenas son las primeras del mercado, según dijo Apple el día de la presentación, que pueden pasarse el trabajo de una a otra mientras envían y reciben información. Sistema en teoría bastante lógico que evita al célebre problema del “antenagate” que ya vivimos con el iPhone 4.

Pero…

No obstante, no parece ser del todo cierto eso de que este tipo de antenas son nuevas en el mercado, ya que es un sistema de funcionamiento que ya usan algunos teléfonos inalámbricos digitales domésticos que funcionan bajo el estandar DECT (Digital Enhanced Cordless Telecommunications).  Inalámbricos que curiosamente son de la firma… Samsung, quien adquirió en 2007 los derechos de uso de este tipo de antenas, podemos decir duales. Año en el que curiosamente aparece el primer iPhone. En el caso de Samsung todo parece indicar que adquirieron las patentes no solo del sistema dual de antenas, sino también las de un sistema de alimentación o estabilización de carga de la batería que también está relacionado con la de las antenas duales.

Tensa calma

Por el momento Samsung no parece haber usado esta nueva arma arrojadiza contra Apple, pero todo puede pasar. Bien es cierto que quizá el uso de estas antenas, sujeto a los inalámbricos DECT no pueda ser usada para demandar a Apple por sus móviles 3G en los tribunales, pero también lo es que según está el patio, la gente de Tim Cook debe tener estos temas muy bien atados porque la lucha entre las dos empresas es totalmente abierta y cualquier fisura puede provocar una nueva tormenta.