iPhone 5 o iPhone 4S, llegó su día D, se acabó el misterio

Llego el día. Hoy se acabarán los rumores, los misterios y las dudas del modelo que más expectación ha levantado en la era de Internet. El iPhone 5 o iPhone 4S nos espera.

Por fin, hoy es el día en que sabremos de una vez por todas cómo será y como se llamará el nuevo modelo de la firma de la manzana mordida. Han sido muchos meses, casi un año de rumores dimes y diretes de un modelo que se ha retrasado más de la cuenta. Recordemos la información que publicamos en la que fuentes internas de Movistar nos confirmaron que Apple tenía todo listo para el lanzamiento del modelo antes del verano.

Efecto mundial

Las causas del retraso como comentamos en la noticia en cuestión eran toda una quimera, ya que por un lado se podía deber a problemas de suministros como al delicado estado de salud de Steve Jobs. Sea como fuere lo que parece claro es que hoy todos los medios tecnológicos del planeta mirarán a un mismo epicentro. Ese que en 2007 permitió a Apple tener en una sola semana una repercusión similar a la 1.000 millones de dólares publicidad según los analistas de la época.

Adiós al misterio

Hoy se acabará el misterio, con Tim Cook como maestro de ceremonias y solo Dios sabe si con la presencia de Steve Jobs, lo que, sin duda provocaría el delirio de los asistentes al evento que serán muchos. Del equipo se espera no solo un considerable aumento de las prestaciones, sino un paso más en diseño y sobre todo ser más delgado, más liviano para jugar más cara a cara sobre todo contra los Galaxy S2 o Xperia Arc S que le ganan la partida en esos términos. La pantalla va a ser un punto caliente de la presentación, ya que con todos sus rivales cabalgando por encima de las cuatro pulgadas, sería un fallo por parte de Apple quedarse en las cuatro pulgadas como muchos medios de comunicación han filtrado en los últimos días. El caso es que el día D está aquí, disfrutémoslo.  Como siempre todo el equipo de [sitename] estará al pie del cañón toda la tarde para contaros todos los detalles.