Sony Ericsson LiveDock

Escrito por R. Arranz
Generales

Sony Ericsson ha creado un accesorio que se llama LiveDock que aún no ha llegado al mercado pero del que ya sabemos muchas cosas. Se trata de una base que permite, entre otras cosas, transformar un equipo Sony Ericsson en una especie de mini PC que se puede controlar incluso con un ratón y un teclado.

LiveDock es una base, de color blanco, que pesa 77 gramos y tiene unas dimensiones de 80 por 76 por 41 milímetros. Su diseño es sumamente sencillo ya que dispone de una zona frontal sobre la que apoyar el terminal y un cable que es el que se conecta a los equipos Sony Ericsson. Además, en la parte posterior cuenta con dos entradas: una USB y otra para carga. Solamente con estos detalles ya podemos intuir que permite cargar el teléfono o que se puede utilizar simplemente para ver vídeos cómodamente.

Sony-Ericsson-LiveDock-WEB

Pero LiveDock es algo más porque permite lanzar una aplicación específica desde LiveWare para transformar el smartphone en, por ejemplo, un reloj de mesa o para realizar una presentación de fotos. Sin embargo, desde se-first.com, nos han mostrado otra utilidad de lo más interesante que es conseguir que el terminal Sony Ericsson se convierta en un mini PC, y podamos usarlo con un ratón y con un teclado convencional.

El vídeo que os mostramos a continuación es bastante explícito y no necesita muchas explicaciones. Nos enseña cómo conectar la base de un ratón y teclado inalámbricos (a la entrada USB como la de los ordenadores) y cómo, tras enchufar la LiveDock a un Xperia, al momento aparece el puntero del ratón en la pantalla táctil. Con una facilidad asombrosa, el ratón y todos sus botones están operativos y nos podemos mover por los ajustes y aplicaciones del terminal sin tocar la pantalla táctil para nada. Además, también nos muestra como, con la misma base inalámbrica conectada a la LiveDock y abriendo un editor de textos, podemos usar un teclado completo para introducir textos de forma mucho más rápida. Como la LiveDock permite que tengamos el terminal en horizontal, apoyado en la base, pues la pantalla está siempre a nuestra vista. Usando el teclado también podemos movernos por dentro del equipo, usando las flechas y la tecla “enter” con una facilidad asombrosa. Y por cierto, el uso de estos “añadidos” no impide que en un momento dado podamos tocar la pantalla táctil que sigue funcionando como tal perfectamente.

Fichas técnicas Sony Ericsson

Fuente