Nokia C7: sin un rasguño después de haberle pasado 4 toneladas por encima

Si alguien no se fiaba de las pruebas de calidad que se realizan a los teléfonos Nokia que pase y lo vea con sus propios ojos, como diría la conocida expresión. En una prueba de resistencia, la pantalla Gorilla Glass del Nokia C7 ha aguantado como una campeona las embestidas de las cuatro toneladas de peso de una furgoneta americana. No te pierdas el vídeo.

Los fabricantes realizan innumerables pruebas en el laboratorio para garantizar la calidad de  los terminales que llegan a la calle. Pero algunas personas necesitan creérselo por sí mismas. Es así como surgen muchos de los vídeos que vemos en la Red, en la que infinidad de veces se maltrata a los smartphone hasta puntos insólitos. En esta ocasión, y con motivo del lanzamiento del Nokia C7 en EEUU (allí Nokia Astound) con la operadora T-Mobile después de su presentación en la CTIA Wireless, han presionado bajo el asfalto el cuerpo de este smartphone con Symbian 3 con la friolera de 4 toneladas, el peso equivalente de la furgoneta americana que podemos ver en el vídeo.

Materiales de calidad

Nokia se ha caracterizado desde tiempos “remotos” por la calidad de terminación y materiales de sus dispositivos, algo que hoy en día muchos usuarios siguen valorando. En el caso que nos ocupa hoy es el Nokia C7 el protagonista de una prueba que pone de manifiesto que la filosofía de la finlandesa no es un mito y sigue cumpliéndose. Lo más destacado, aparte de la resistencia de la carcasa, es la resistencia de la pantalla táctil, un elemento que por sí solo es tremendamente frágil a los golpes. Pero este Nokia dispone de la llamada capa Gorilla Glass, que no es más que vidrio tratado para imprimirle mayor dureza y resistencia ante caídas accidentales y arañazos. A tenor del desenlace final, diríamos que este elemento protector cumple las expectativas.

La prueba

Con el Nokia C7 en el suelo, los estadounidenses han querido comprobar la resistencia de uno  de los últimos teléfonos en llegar al país. Y no han encontrado mejor tara que una furgoneta características de EEUU, con nada menos que cuatro toneladas de peso. En una arrancada, esta furgoneta pasa por encima durante apenas unos segundos para después rematar la faena retrocediendo para volver a “coincidir” con el terminal. Aunque realmente el punto de apoyo de la rueda que aplasta el terminal entre el asfalto no ejerce una presión equivalente al peso neto del vehículo, si es una prueba contundente y efectiva ya que ni su carcasa parece haber sufrido daños aparentes. Y ahora sí: el vídeo para que podáis opinar sobre la resistencia del Nokia C7.

+ Comparador de móviles

+ Fichas técnicas Nokia

+ Foro Nokia

Fuente