Movistar y Vodafone ayudan a los damnificados de Japón

Movistar y Vodafone ayudan a los damnificados de Japón

Jesús Pérez

Vodafone y Movistar han anunciado hoy mismo que han abierto números de teléfono a través de los cuales se podrán enviar donaciones a Cruz Roja Española. Se podrán enviar donaciones a través de SMS para apoyar a los afectados por el desastre natural acaecido en Japón el día 11 de Marzo.

Vodafone, al igual que otras compañías móviles, como ya avanzamos hace unos días, no ha querido dejar pasar la oportunidad de mostrar su apoyo por los damnificados por el terremoto y posterior tsunami que afectó a Japón hace unos días. Así pues, junto con Cruz Roja Española han habilitado un número solidario, el 28052. La compañía se pondrá en contacto con sus clientes a través de mensajes de texto para informarles de la posibilidad que tienen a partir de ahora para realizar esas donaciones y ayudar a los afectados. Para realizar dichas donaciones bastará con enviar un mensaje de texto que contenga CRE, al número 28052. El coste total del mensaje ascenderá a 1,20€ + IVA, los cuales irán destinados íntegramente a Cruz Roja Española.

Movistar

De igual forma, Movistar ha abierto otro número solidario para que sus clientes puedan realizar donaciones a través de SMS a Cruz Roja Española. En este caso el procedimiento será mandar un mensaje de texto con el contenido JAPON al 28077. El coste del mensaje será de 1,20€ + IVA. Avisan igualmente que se podrá ayudar a través de su perfil de Facebook distribuyendo el mensaje con los datos para las donaciones. Desde el sábado hasta hoy han conseguido recoger más de 60000 donaciones, y esperamos que este número aumente ya que la situación así lo merece.

Cruz Roja Española

Cruz Roja Española destinará todas estas donaciones a tareas de ayuda y recuperación en las zonas afectadas por la catástrofe.

Recordatorios

Desde las operadoras se recuerda que si necesitamos ponernos en contacto con Japón el mejor método es a través de internet o SMS. Se pide que en la medida de lo posible se eviten las llamadas telefónicas, y de ser imprescindible dure lo menos posible para dejar así el mayor número de líneas disponibles.