iPhone 4: Apple recibe una multa de 625 millones de dólares

Un jurado de Texas ha impuesto una multa de 625 millones de dólares (unos 455 millones de euros) a Apple por infracción de patentes. Si se confirma la decisión del jurado por el juez, se trataría de la cuarta multa de mayor cuantía por este tipo de litigios en la historia judicial de Estados Unidos.

En el mundo de la tecnología, todo se patenta, y gracias a esto, muchas empresas “en la sombra” viven de los beneficios del uso que las grandes compañías tecnológicas hacen de sus creaciones. Esto es lo que ha debido pensar, Mirror Worlds, la empresa litigante, fundada en la Universidad de Yale por el profesor David H. Gelernter, que sostiene que tres de las funcionalidades incluidas en algunos productos de Apple, son patentes suyas.

Nos referimos al Cover Flow, Spotlight y Time Machine. Aunque Apple las ha utilizado en muchos de sus productos, implementadas a través de su sistema operativo, lo cierto es que también atañe a sus terminales móviles y por supuesto, a su modelo de última generación, el iPhone 4. Cover Flow es un software de interfaz gráfica, el encargado de que podamos movernos y pasar las imágenes, los álbumes, los documentos o los favoritos web con nuestro dedo en la pantalla de los iPhone.

Spotlight es el sistema de búsqueda de documentos, fotos, música, aplicaciones, preferencias del propio sistema o palabras específicas en documentos dentro de la memoria del teléfono, pero también en páginas web en un navegador o en favoritos. Por último, Time Machine es un software para la realización de copias de seguridad, implementado en el sistema operativo Mac OS X.

El recurso

Como no podía ser de otra manera, Apple ha recurrido ante el juez, antes de que éste pronuncie la sentencia. Según la multinacional, al menos en dos casos, el registro de las patentes por parte de Mirror Worlds, no fue válido, con lo que el uso de estas soluciones no supondría la infracción de ninguna propiedad. Además, Apple también discute la cuantía de la demanda y el hecho de que el jurado haya impuesto una multa por cada una de las patentes (208 millones de dólares) y las haya sumado. Habrá que esperar la decisión de Leonard Davis, el juez encargado del caso.