Windows Phone 7: compartirá la conexión de banda ancha mediante tethering

Escrito por Víctor Rodríguez
Generales

Aunque las operadoras de telefonía se oponen de manera generalizada al uso de los teléfonos como módem para suministrar acceso a Internet a otros dispositivos, los sistemas operativos no lo tienen en cuenta y siguen avanzando. Fue Android 2.2 Froyo quien abrió la caja de los truenos al popularizar el tethering y ahora le sigue Windows Phone 7.

Si eres de los que acostumbras a utilizar tu smartphone como módem para el netbook o distribuir la señal 3G de tu conexión de banda ancha mediante WiFi, agradecerás a Microsoft que haya decidido implementar la función de tethering en su nuevo Windows Phone 7 ya que parece que debutará en octubre con dicha cualidad.

Cada vez más posibilidades

La conexión a Internet de banda ancha que ofrecen las operadoras empieza a ser una opción a tener en cuenta frente al ADSL o cable, bien por falta de cobertura o por el simple hecho de que no hay necesidad de una cuota por alquiler de línea. También han proliferado las ofertas de Internet en el móvil. De forma paralela, los sistemas operativos de los smartphone han evolucionado de tal manera que prácticamente se puede hacer de todo con estos. Una de las nuevas modas es compartir estas conexiones de banda ancha por medio del USB o incluso a través de la conectividad WiFi de los terminales. Es lo que se denomina tethering. Una función (aunque ya se conocía de antes) que empezó a ponerse de moda tras su llegada a Android 2.2 Froyo y que mantendrá Microsoft en su Windows Phone 7.

Ideal para conexiones 4G

Aunque las conexiones contratadas para usarl en los smartphone llevan en su mayoría cláusulas que impiden este tipo de prácticas, cada vez más los usuarios hace uso del tethering. Una función que toma especial interés en países con conexiones ultrarrápidas de la mano de Wimax o el 4G. La posibilidad de navegar a velocidades superiores a 50Mbps hace sumamente atractivo este método. Esperemos que las operadoras no empiecen a tomar medidas más drásticas para penalizar este útil servicio y por el contrario encuentren el equilibrio perfecto para el usuario y la propia compañía.

Fuente