Crean unas baterías de móvil que tardan en cargarse un 90% menos de tiempo

Las baterías de los móviles emplean ahora no menos de una hora para cargarse bien y al completo. Una situación que puede cambiar en el futuro inmediato con la llegada de las baterías de grafeno. Con solo diez minutos en el enchufe estarán cargadas a tope.

El mundo de las baterías necesita una revolución ante el creciente aumento de prestaciones de los móviles y más aún con la llegada de los terminales táctiles. Un primer paso podría ser esta batería creada por el laboratorio nacional Pacific Northwest del departamento de energía americano, la universidad de Princeton y la empresa Vorbeck Materials. El alma de esta batería es el grafeno, algo así como el silicio del futuro. Más que nada porque si con el silicio la máxima velocidad de funcionamiento que se puede lograr es de unos 100 Ghz, con el grafeno, compuesto por átomos de carbono, podemos llegar a un teraherzio, es decir, una diez veces más.

Así funciona

La clave de la batería reside en incorporar lámina de grafeno dentro de la batería de litio, lo que reduce el tiempo de recarga en un 90%. Ambas empresas han patentado un electrodo de grafeno denominado «Vor-x» que intentarán comercializar e implementar en la baterías. Con la llegada de los móviles de amplias pantallas los fabricantes de baterías viven en una carrera sin fin por aumentar la autonomía. De hecho hace unos meses el máximo responsable de I+D de Nokia confesaba en una entrevista que desde que los móviles táctiles son una realidad sus colegas de producto de la firma “no le dejan descansar” lo más mínimo.