Android vende 160.000 teléfonos diarios

Todo comenzó en octubre del 2008, cuando el gigante de Internet saco al mercado un proyecto que a la larga se iba a convertir en un referente en el sector, con permiso de Apple. Y no es hablar por hablar, ya que según las palabras de Andy Rubin, vicepresidente de ingeniería en Google, los de Mountain View estarían vendiendo la sorprendente cifra de 160.000 teléfonos con Android al día.

La presentación del Motorola Droid X ha dado para mucho y es que al acto programado de Motorola y Verizon se ha unido Andy Rubin, que ha querido aprovechar la multitud congregada en la rueda de prensa para dar a conocer las cifras que rodean a la plataforma de Google.

A nivel mundial

Google no ha tardado mucho en engrosar de forma exponencial la ínfima cuota de mercado en sus inicios. En la actualidad, el crecimiento es gigantesco. Con una activación de 160.000 terminales diarios a nivel mundial, y de seguir a este ritmo, la venta trimestral de terminales con Android podría ascender a 15 millones, por lo que Google posicionaría a su sistema operativo muy por encima de las ventas conseguidas por la mismísima Apple y su iPhone, estimadas en 9 millones. El contraste es considerable y a la vez encomiable si tenemos en cuenta que en febrero se vendían 60.000 terminales diarios y el mes pasado 100.000.

La clave

A parte del excelente resultado que está ofreciendo Android, la clave es la disponibilidad. Android equipa a 60 terminales de los diferentes 21 fabricantes que han optado por el sistema operativo del buscador. A su vez, el fenómeno Android está repartido por todo el globo terráqueo, ya que 59 operadoras distribuyen dichos terminales en 49 países diferentes.

Un futuro prometedor

La política de Google ha facilitado la tarea de llevar a lo más alto uno de sus tantos exitosos productos. Con un sistema operativo gratuito y de código abierto a todo el mundo, las posibilidades son infinitas. Con ayuda de operadores y desarrolladores, Google ha conseguido un sistema estable, efectivo y atractivo que va mejorando día a día. Por lo pronto, la nueva actualización de Android, 3.0 Gingerbread, hará aún más competitivo al sistema de Google porque promete cambios estéticos que le darán un plus hasta ahora solo conseguido por iPhone o las interfaces gráficas de los fabricantes. Como podéis comprobar, un futuro prometedor que no conoce límites.

Fuente