El móvil pone contra las cuerdas a las consolas

Estudios

La bajada de la venta de consolas y videojuegos en Estados Unidos ha hecho saltar las alarmas. Más aún al saber que las cifras de negocio por la venta de videojuegos en el móvil no paran de subir. Algunos ya aseguran que será el principio del fin de las consolas.

El móvil va camino de convertirse en el mayor fagocitador tecnológico de la historia. Primero fueron las agendas electrónicas, luego las cámaras digitales, seguido de los navegadores y los reproductores de música MP3 y ahora todo a apunta a las consolas portátiles o de bolsillo. Las alarmas han saltado al conocerse los datos de mercado del ciberocio en Estados Unidos. En el país de las hamburguesas la venta de consolas ha bajado un 37 por ciento y la de juegos nada menos que un 26 por ciento. Al otro lado encontramos datos como el publicado por Gartner donde se asegura que la venta de juegos para el móvil subirá este año un 19 por ciento. Un negocio, el de los juegos para teléfonos móviles, que ya supone en 24 por ciento de la industria del videojuego en USA.

Muchos y gratis

No podemos olvidar que tanto la App Store, como Android, como Ovi Store ofrecen miles de juegos en sus portales, mucho más baratos que los de las consolas portátiles y no por ello menos interesantes o entretenidos a la hora de jugar. De hecho, se estima que el 80 por ciento de lo que se descarga en los portales móviles son juegos, siendo un 70 por ciento gratuitos. La consultora Gartner confía en que en 2014 el negocio de los juegos en le móvil facture la respetable cifra de 11.400 millones de dólares.

Internet, televisores y Blu ray

Los expertos no solo echan la culpa al móvil del posible fracaso o desaparición de las consolas que recordemos ya predijo hace Hideo Kojima, creador de Metal Solid en abril pasado. La presencia de juegos en Internet cada día con más calidad y con la posibilidad de jugar contra miles de contrincantes reales convierten a las consolas en piezas cada vez más prescindibles. Tampoco hay que perder de vista a los nuevos televisores y reproductores de Blu ray con discos duros internos y conexión a Internet.

Fuente

Escrito por Miguel Ángel Muñoz